Bankia retrasará el cobro de los créditos a corto plazo hasta el 30 de junio para las empresas afectadas por el coronavirus

José Ignacio Goirigolzarri, presidente de Bankia.José Ignacio Goirigolzarri, presidente de Bankia.Pablo Monge

Bankia, el banco controlado por el Estado, ha tomado la delantera al resto del sector al anunciar una medida para tratar de aliviar el efecto del parón económico en sus clientes. En una nota difundida este domingo, la entidad afirmó que sus clientes autónomos, pymes y empresas “podrán ampliar el plazo de devolución de sus créditos a corto plazo y obtener financiación puente para pagar sus deudas de largo plazo hasta el 30 de junio”.

Si para entonces la situación sigue siendo complicada, el banco estudiaría medidas adicionales para ayudar, según afirmó un portavoz. Además, Bankia trabajará sobre el circulante de las compañías, ya que en productos “como cuentas de crédito, confirming, factoring, operaciones de comercio exterior y otras, las empresas podrán solicitar ampliaciones de los plazos para su devolución”. Esta solución, afirma, contribuirá a “aliviar las tensiones de tesorería” en las actividades de financiación comercial donde ha tenido más impacto el Covid-19.

La medida llega dos días antes de que el Consejo de Ministros haga públicos los detalles de los avales bancarios por un máximo de 100.000 millones de euros. Según fuentes de Bankia, su estrategia es que cuando lleguen los avales del Estado se refinancien los créditos a largo plazo, que se podrían situar bajo el paraguas del ICO. Como los avales del Gobierno tardarán en implementarse, y se aprobarán un 24 de marzo, fecha cercana al pago de las nóminas, Bankia ofrece un crédito puente para dar liquidez a sus clientes más agobiados.

La medida sobre los créditos a corto plazo es una ampliación “por lo que no requerirá autorización del ICO”, agregan en la entidad. De este modo, ofrece “una salida” para la financiación a largo plazo mientras se concretan las soluciones del ICO. No obstante, si la situación económica no mejora para el 30 de junio y se requiere una nueva refinanciación, “entonces sí entrarían en los planes de avales del ICO”.

En la nota, el presidente de Bankia, José Ignacio Goirigolzarri, indicó que los bancos tienen “que demostrar en estos momentos el papel tan relevante” que desempeñan. “Y una de las mayores aportaciones que podemos hacer es ayudar a las empresas a salir lo menos dañadas posible de esta crisis sanitaria porque de ello se beneficiará el conjunto de los ciudadanos”, apuntó. El banco dice que estas decisiones servirán “para complementar las decisiones tomadas por el Gobierno”.

Según la nota, los gestores de empresas del banco están en permanente contacto con los clientes para poder prestarles cuanta ayuda precisen. “En los próximos días, les comunicarán estas iniciativas para que se acojan a ellas todos aquellos que así lo requieran. Bankia aporta una solución global a todo tipo de empresas, tanto de largo como de corto plazo, que estará a disposición de los clientes en los próximos días”, señala Goirigolzarri, quien ha resaltado que “el banco sigue preparando más medidas para ayudar a los ciudadanos a sobrellevar la crisis económica que se ha derivado de la sanitaria”.

“Queremos ayudar así a estabilizar la situación económica de nuestros clientes cuando más lo necesitan, porque en esta situación temporal, nuestro objetivo, igual que el de todos, es que podamos retomar a la mayor brevedad la normalidad, no solo sanitaria sino también económica”, concluye el presidente de la entidad.

Leave a Reply