Italia registra otros 600 fallecidos y supera ya los 6.000 muertos

Italia ha registrado en las últimas 24 horas otros 602 fallecidos por lo que el total de víctimas mortales de la pandemia de coronavirus supera ya las 6.000, mientras que la cifra de contagios en el país también ha superado el umbral de los 60.000.

Según ha anunciado este lunes el jefe de Protección Civil, Angelo Borrelli, la cifra de muertos se eleva ya a 6.077 mientras que el total de casos es de 63.927, con los 3.780 nuevos contagios registrados en el último día. Los datos de este lunes suponen un ligero descenso por segundo día consecutivo desde el sábado, cuando hubo un récord de 793 muertos y 4.821 nuevos casos. El domingo, hubo 651 fallecidos y 3.957 nuevos contagios.

Los sindicatos amenazan con protestas en Italia y piden más cierres de empresas por el coronavirus

No obstante, el presidente del Instituto Superior de Salud (ISS), Silvio Brusaferro, ha preferido mostrarse «prudente» respecto a si se puede hablar ya de una tendencia a la baja. Sin embargo, sí ha reconocido que los datos que se están registrando ahora son efecto de las primeras medidas que se adoptaron a mediados de marzo.

Además, otras 408 personas han superado la enfermedad del Covid-19, por lo que son ya 7.423 los pacientes recuperados. En la actualidad hay 20.692 pacientes ingresados, 3.204 ingresados en cuidados intensivos y 26.522 en aislamiento en sus domicilios.

Lombardía se mantiene como la región más afectada, con más de 28.700 casos y 3.776 fallecidos, seguida de Emilia Romaña, con 8.535 casos y 892 muertos, y Véneto, con 5.505 casos y 192 fallecidos. En Lazio, donde se encuentra Roma, hay 1.540 casos y 63 muertos.

Personal sanitario afectado

Por otra parte, según un estudio de la Fundación Gimbe en base a datos del ISS, desde que comenzó la epidemia un total de 4.824 trabajadores sanitarios se han contagiado, casi el 9 por ciento del total. Sin embargo, la fundación considera que la cifra está por debajo de la real puesto que no se realizan exámenes a todos los profesionales de la salud, aunque estén en la primera línea de la respuesta.

Además, según la Federación Nacional de las Órdenes de Médicos (FNOMCEO), otros dos facultativos más han muerto por coronavirus en Cremona y Parma, lo que sitúa el total de miembros fallecidos en 19 desde que comenzó la pandemia en Italia.

En una entrevista concedida este lunes al diario ‘La Stampa’, el primer ministro, Giuseppe Conte, ha reconocido que se avecinan «los días más difíciles porque no hemos alcanzado la fase más aguda del contagio y las cifras seguirán aumentando».

«Estamos a la espera en los próximos días de los efectos de las medidas adoptadas», ha añadido. «Si todos respetamos las prohibiciones, si todos cumplimos con nuestra parte, saldremos antes de esta prueba dificilísima», ha subrayado.

Evitar la situación del norte

El Gobierno italiano, ha agregado, está adoptando todas las medidas que «considera necesarias para contener la epidemia en el centro y evitar que estalle en el sur», dado que el norte es la zona más afectada, con las regiones de Lombardía, Emilia Romaña y Véneto como las más castigadas.

Todo el Ejecutivo, en colaboración con las autoridades regionales, está trabajando «incluso de noche para evitar este escenario», ha asegurado, invitando a «los italianos a que se queden en casa, tanto en el norte como en el sur». «No hay otra alternativa», ha recalcado, reconociendo que el país se enfrenta «a la crisis más difícil desde la postguerra».

Durante la rueda de prensa diaria para informar de la situación en el país, Bustaferro, el presidente del ISS, ha coincido en que el gran «desafío» es evitar que se repitan en otras zonas donde ahora no hay casos o hay pocos las «curvas» que se han producido en el norte.

En otro orden de cosas, está previsto que Conte mantenga a último hora de la tarde su segundo encuentro con los líderes de la oposición de centroderecha, quienes han venido reclamando más información al Gobierno ante las últimas medidas adoptadas. El líder de la Liga, Matteo Salvini, ha asegurado que tiene «ideas, consejos y propuestas que poner sobre la mesa del Gobierno». Según Adnkronos, el antiguo viceprimer ministro tendría previsto asistir en persona al encuentro.

De acuerdo con este medio, el Ministerio del Interior y el de Justicia están estudiando medidas para endurecer las multas, que podrían incluir incluso la incautación de bienes, para quienes incumplan las medidas de confinamiento y restricción de movimientos impuestas en el país. En estos momentos, hay multas previstas de 206 euros a quienes salen de casa sin un motivo justificado.

Economía de guerra

Por su parte, Vincenzo Boccia, el presidente de Confindustria, la principal patronal de la industria italiana, ha destacado que con el último decreto aprobado el domingo por el Gobierno «de la emergencia económica entramos en la economía de guerra». «El 70 por ciento del tejido productivo cerrará», ha subrayado, según informa la agencia Adnkronos.

Boccia ha subrayado la necesidad de preocuparse ya de cómo hacer para «evitar que muchas fábricas, si no todas, puede que no vuelvan a abrir sus puertas en unas semanas por crisis de liquidez». «¿Cuántos días o meses puede sobrevivir una empresa que factura cero?», ha planteado. Según sus estimaciones, solo entre el 20 y el 30 por ciento de las empresas siguen abiertas.

Italia podría haber superado el pico de nuevos contagios por coronavirus

El presidente de Confindustria ha defendido la necesidad de «vencer la batalla contra el virus» pero al mismo tiempo pensar «en la defensa de la economía». En este sentido, ha explicado que desde su patronal han propuesto al Gobierno «ampliar el fondo de garantía para que pueda haber liquidez en corto para las empresas para superar esta fase de transición».

«Saldremos todos con una deuda pero que podrá pagarse en 30 años como una deuda de guerra. Debemos intervenir para hacer que, cuando todo haya terminado, las empresas reabran y todo, de forma gradual, vuelva a la normalidad», ha subrayado Boccia.

Leave a Reply