Bélgica destruyó seis millones de mascarillas en 2019 porque habían caducado

El Centro Nacional de Crisis y el Servicio Federal de Salud Pública de Bélgica han informado este martes de un nuevo repunte en el número de personas contagiadas por coronavirus (526 nuevos casos) lo que eleva el dato global de infectados a 4.269 en un país de unos once millones de habitantes. Y, lo que es más preocupante, también crece el número de muertes. 34 personas han fallecido en las últimas 24 horas, con lo que se ha superado la barrera psicológica de los cien; en total 122. La región de Flandes, al norte del país, continúa reflejando la mayor expansión de la enfermedad (2.594 contagiados), seguida por Valonia (1.058) y Bruselas (488). 1.859 pacientes se encontrarían hospitalizados (256 más que el día anterior), de los que 381 están recibiendo cuidados intensivos. El dato positivo es que la cifra de altas también crece: 410.

El virólogo que lidera el equipo de crisis, Emmanuel André, ha planteado como dato «preliminar» que en torno a un 4% de los positivos confirmados se han dado entre el personal de atención sanitaria. En las últimas horas han comenzado a surgir críticas por la gestión de la crisis de la ministra de Sanidad, Maggie De Block. Su departamento tuvo que salir al paso de una información publicada el lunes por Le Vif, que desveló que el pasado año el gobierno destruyó seis millones de máscaras de FFP2 que se habían adquirido diez años antes, durante la epidemia de gripe H1N1. «Estaba almacenado pero no en buenas condiciones, quedaron inutilizables», justificaron desde su Ministerio.

Los expertos no esperan que Bélgica alcance el pico de contagios hasta la próxima semana por lo que se insiste en respetar al máximo las medidas de confinamiento. «Estamos en medio de la pandemia», ha asegurado el portavoz del centro de crisis de coronavirus Benoît Ramacker, que calificó de «inaceptable que algunas personas no entiendan estas medidas y las consideren unas vacaciones alternativas. Este no es el momento de organizar un aperitivo entre vecinos». En el plano económico, el Gobierno ha lanzado medidas para contrarrestar el efecto del coronavirus como el aplazamiento hasta septiembre del pago de alquileres o de otro tipo de préstamos, también durante seis meses, que pueden asfixiar a empresas y autónomos, sin carga de intereses. Se ha creado un fondo de 50.000 millones de euros para avalar ayudas requeridas al sector financiero .

Informa Salvador Arroyo. Corresponsal en Bruselas

Alemania

Alemania recibe a pacientes en estado grave desde Italia

Una vista de la calle desierta de Koenig durante la pandemia de coronavirus en Stuttgart

Una vista de la calle desierta de Koenig durante la pandemia de coronavirus en Stuttgart / EFE

Alemania ha comenzado a recibir pacientes en estado grave infectados con coronavirus procedentes de Italia. Un avión especial de la fuerza aérea italiana aterrizó esta madrugada en el aeropuerto de Leipzig-Halle, en el estado federado germano oriental de Sajonia, con ocho pacientes a bordo que fueron repartidos inmediatamente por varios hospitales de la región. El primer ministro de Sajonia, el cristianodemócrata Michael Kretschmer, había anunciado el lunes la recepción de los enfermos procedentes de Italia tras aceptar una petición de ayuda del gobierno de Roma. Los hospitales de la región habían indicado anteriormente que disponen de capacidad para atender a pacientes de otros países. Sus responsables subrayaron que con el tratamiento de esas personas su personal aprenderá mejor a desenvolverse con la infección. Anteriormente otros estados federados alemanes occidentales habían recibido en sus hospitales pacientes en grave estado por una infección con el COVID-19 procedentes de la vecina Francia. En Sajonia se habían registrado hasta este lunes 865 casos de infectados con el coronavirus y tres fallecimientos por la enfermedad.

Alemania ha enviado además hasta ahora siete toneladas de material médico a Italia, entre otras cosas cientos de aparatos de respiración asistida que se necesitan con urgencia para atender a pacientes infectados con el coronavirus y en grave estado. Dos aviones de carga militares italianos recogieron la carga y la volaron a Roma y Milán para abastecer rápidamente a los centros hospitalarios más necesitados.

La gran mayoría de los alemanes considera que las restricciones de movimientos para las personas dictadas por el gobierno federal y los de los 16 estados federados por la pandemia de coronavirus son adecuadas. Un 95% de los consultados por el sondeo de la primera cadena de la televisión pública alemana «ARD-Deutschlandtrend» se mostraron favorables al dictado de permanecer en los hogares y poder encontrarse individualmente con una sola persona en la calle. Solo un 3% rechazó la medida. Un 55% de los alemanes tiene miedo a un contagio. Hace una semana eran solo un 48% y a principios de marzo un 23%. El 75% confía en que el sistema sanitario alemán será capaz de hacer frente a la epidemia, en un 19% se registra una confianza menos grande y un 4% tiene poca confianza.

La gestión de la crisis del coronavirus por el gobierno alemán ha hecho aumentar apreciablemente la intención de voto a favor de la Unión Cristianodemócrata (CDU) de la canciller federal, Angela Merkel. «La mayoritaria satisfacción de los alemanes con la gestión de la crisis por el gobierno federal en la pandemia del coronavirus ha hecho que la Unión obtenga los mejores resultados desde las elecciones generales», dijo Hermann Binkert, jefe del instituto demoscópico INSA responsable del sondeo. Este concede un aumento de 5 puntos hasta un 33,5% en intención de voto para la CDU, mientras los socialdemócratas, sus socios en la gran coalición, solo ganan un punto hasta un 15%. Los Verdes obtendrían un 20% de sufragios, los liberales un 6,5%, el partido de La Izquierda un 7% y los ultranacioinalistas de la Alternativa para Alemania un 12%.

El ministro federal alemán de Economía, Peter Altmaier, se ha mostrado contrario a la emisión de eurobonos para hacer frente a la pandemia de coronavirus. «Estamos todos decididos a impedir en la medida de lo posible una nueva crisis de deuda pública en Europa», declara Altmaier en la edición de hoy del rotativo económico Handelsblatt. Para Altmaier suponen una clara señal de la estabilidad de la moneda común el funcionamiento del paraguas de rescate del Banco Central Europeo y las medidas acordadas por Alemania, cuyo gobierno despidió este lunes un paquete de ayudas de 750.000 millones de euros para proteger la economía nacional de los efectos indeseados de la epidemia. También Lars Feld, jefe de los Cinco Sabios, el grupo de expertos económicos que asesora regularmente al gobierno alemán, se había mostrado en contra de la emisión de eurobonos. «Los bonos corona no harían sino introducir la responsabilidad común en la emisión de deuda pública en los países de la Eurozona», dijo Feld, quien explicó que Alemania se vería obligada a asumir la deuda de otros países sin intervenir en su política financiera. «Desaparecerían la responsabilidad y el control. Eso sería un desastre», subrayó el «sabio» alemán.

Informa Juan Carlos Barrena. Corresponsal en Berlín

Reino Unido

Confusiones y nacionalizaciones en el fin de la libertad

EFE

La orden de Boris Johnson a los británicos de encerrarse en casa, salvo para ir a la compra o hacer ejercicio, es «el fin de la libertad», según el titular de portada de ‘The Daily Telegraph’, el periódico en el que el primer ministro escribía una columna semanal antes de ser elegido para liderar el Gobierno. Pero ni la libertad era anteayer absoluta ni parece que su fin se haya consumado.

Líneas del metro de Londres abarrotadas de nuevo esta mañana. Empresarios de la construcción preguntando si ellos también tienen que cerrar. Algunas cadenas de ropa anunciando que seguirían abiertas y confirmando su cierre después. Empleados precarios a los que sus jefes les dicen que vayan a trabajar. La oposición laborista ha pedido a Johnson que publique la lista de sectores afectados por su orden.

El Gobierno ha tomado el control de todas las franquicias en las que se dividió la estructura de British Rail (la Renfe británica) en los primeros años noventa. Las compañías a las que se adjudica la explotación de líneas mediante puja estaban quedando sin liquidez por reducciones de entre el 70% y el 80% de los pasajeros. La nacionalización de la red ahora lleva a preguntarse si se retornará más tarde a un modelo de privatización que se ha puesto a menudo en cuestión.

Informa Iñigo Gurruchaga. Corresponsal en Londres

Francia

Francia endurece las medidas

Un comprador se protege con una mascarilla en un mercado al aire libre en París el pasado domingo

Un comprador se protege con una mascarilla en un mercado al aire libre en París el pasado domingo / EFE

Francia cierra hoy por decreto todos los mercados abiertos del país al comprobar que en la mayoría de ellos no se respetaba el distanciamiento social necesario para evitar los contagios por Covid-19. En aquellos pueblos donde el mercado sea la única fuente de alimentos frescos, los alcaldes podrán pedir, sin embargo, una derogación.

El decreto endurece también las condiciones en las que se puede salir de casa: las visitas por motivos de salud serán solo urgencias o tratamientos programados para enfermedades crónicas, como las diálisis, y las deportivas solo serán una vez al día, de no más de una hora y sin alejarse más de un kilómetro de casa. Los funerales deberán limitarse a 20 personas.

Son ya 860 los fallecidos en Francia por COVID-19, donde hay más de 2.000 personas en reanimación. El ministro de Sanidad, Olivier Véran, ha dado luz verde al uso de la cloroquina para tratar casos graves de la infección, eso sí, solo en entornos hospitalarios, por decisión colegiada y bajo supervisión médica. Este medicamento antipalúdico ha dado buenos resultados en ensayos clínicos, aunque aún se desconocen qué efectos secundarios puede tener.

Las consecuencias económicas de la crisis son ya también tangibles: 730.000 trabajadores se han visto ya afectados por un ERTE en Francia, y el ministro de Economía ha pedido a la gran distribución «patriotismo económico» y que favorezca el producto francés

Informa Paula de los Ríos. Corresponsal en París

Varias personas recorren una estación de metro en Moscú

Varias personas recorren una estación de metro en Moscú / EFE

El abogado y activista anticorrupción ruso, Alexéi Navalni, principal adversario político del presidente Vladímir Putin, cree que en Rusia hay muchos más casos de coronavirus que lo que indican las cifras oficiales, muy bajas para una población de casi 146 millones de habitantes. Según asegura a través de su cuenta de Telegram, tal desfase se debe al hecho de que «nuestros test para detectar el virus son 10-16 veces menos sensibles que los que se emplean en Europa y Estados Unidos».

Navalni explica que los fármacos para descubrir la presencia de COVID-19 en las personas se elaboran en Rusia en un único lugar, en el Centro de Virología «Véctor» de Novosibirsk (Siberia), el mismo que, según el órgano de control ruso, Rospotrebnadzor, está probando ya en primates una vacuna contra la enfermedad que podría estar lista hacia el otoño.

David Biérov, el primer caso confirmado de coronavirus en Moscú, escribió en Instagram a comienzos de marzo que su primera prueba dio positivo, la segunda negativo y la tercera volvió a dar positivo por coronavirus. Según sus palabras, «no detectaron el virus en mi sangre, pero sí en mi saliva». Por eso Navalni y su equipo están convencidos de que las pruebas no son del todo fiables.

A día de hoy y a la espera de que se actualicen los datos facilitados ayer lunes por primer ministro ruso, Mijaíl Mishustin, hay 438 infectados, de los que 191 corresponden a Moscú, el centro de población más afectado del país. Efectivamente, la tasa de infecciones es muy baja para un país de las dimensiones de Rusia. De ahí las sospechas en cuanto a que las cifras reales podrían ser más abultadas.

De hecho, con un pasado de flagrantes ausencias de transparencia como sucedió cuando se trató de ocultar a la población la envergadura de la catástrofe de Chernóbil, en 1986, o maquillando los espeluznantes datos sobre la incidencia de la epidemia de SIDA en la década de los 80, los rusos tienden a desconfiar de sus dirigentes.

Lo cierto es que las autoridades rusas están habilitando cada vez más hospitales para recibir enfermos de coronavirus y se está levantando uno nuevo según el esquema chino de construcción acelerada en la periferia suroeste de la capital rusa. Estas medidas junto a otras tan tajantes como cerrar el país a los extranjeros, suspender los eventos públicos, incluidas las competiciones deportivas, cerrar teatros y museos y castigar con hasta cinco años de cárcel a quienes se salten una cuarentena, son las que hacen sospechar a la población que los casos de COVID-19 en el país están muy por encima de lo que indican la cifras oficiales.

Por otro lado, se observa un afán desmedido de la cúpula rusa por perseguir lo que consideran «noticias falsas» sobre el coronavirus. Cualquier pronóstico no en la línea que marca el Gobierno del país puede ser tachado de alarmista. La Fiscalía General de Rusia se propone adoptar medidas por la publicación de una entrevista con un politólogo que vaticinaba como «inevitable» que se terminen produciendo centenares de muertos en el país como consecuencia de la pandemia.

La lucha de las autoridades rusas por contrarrestar lo que califican de «bulos» ha llevado a que los servicios secretos, el FSB, y Rospotrebnadzor, tomen cartas en el asunto en relación con todo lo que aparece en Internet. Por ejemplo, fue eliminada una publicación que aseguraba que los casos reales de coronavirus en Rusia superan los 20.000.

Informa Rafael Mañueco. Corresponsal en Moscú

Colonia turca contra el corona

La costumbre turca de echar colonia en las manos de los clientes de restaurantes, taxis o autobuses se ha reforzado y extendido debido a la llegada del coronavirus. Esta señal de hospitalidad se ha convertido en un arma para combatir el contagio del virus debido al alcohol de la colonia y a la falta de geles sanitarios especiales, difíciles de encontrar estos días. La agencia AFP asegura que la colonia registra ahora «una demanda sin precedentes» hasta obligar a colgar carteles de que se ha agotado en tiendas y farmacias.

En ciudades como Izmit, a 100 kilómetros de Estambul, las autoridades locales reparten pan y colonia gratis entre las personas mayores.

En Turquía han muerto 37 personas y se han registrado 1.529 casos positivos.

Informa Mikel Ayestaran. Corresponsal en Jerusalén

Israel

El ministerio de Salud lanza una aplicación de móvil para avisar de la cercanía de algún contagiado

Un hombre se hace un selfie frente a la entrada del mercado de Shuk HaCarmel en Tel Aviv

Un hombre se hace un selfie frente a la entrada del mercado de Shuk HaCarmel en Tel Aviv / EFE

El ministerio de Salud de Israel ha lanzado la aplicación Hamagen (escudo, en hebreo), que permite a quienes la instalen en su móvil identificar si han estado en contacto con alguna persona contagiada por coronavirus y les muestra los pasos a seguir. El ministerio emitió un comunicado en el que recoge que se trata de una herramienta que «contiene los datos de localización de infectados y de personas que estuvieron en contacto con ellos» en las últimas dos semanas y afirma que se convertirá en «una forma para detener el contagio y proteger a los más cercanos».

El uso de esta aplicación es posible tras la decisión del Gobierno de dar luz verde a los servicios de inteligencia para usar los métodos anti terroristas para combatir al virus.

En Israel han muerto ya dos personas y hay 1.656 contagiados.

Informa Mikel Ayestaran. Corresponsal en Jerusalén

Leave a Reply