Expertos calculan que España se ahorraría 150.000 millones en intereses con el MEDE

La ministra de Economía española, Nadia Calviño, conversa con el presidente del Mecanismo Europeo de Estabilidad (MEDE), Klaus Regling, y el ministro de Finanzas alemán, Olaf Scholz.La ministra de Economía española, Nadia Calviño, conversa con el presidente del Mecanismo Europeo de Estabilidad (MEDE), Klaus Regling, y el ministro de Finanzas alemán, Olaf Scholz.OLIVIER HOSLET

Un grupo de expertos reunidos bajo el paraguas de Esade Center for Economic Policy & Political Economy (Esade EcPol) calcula que España podría ahorrarse hasta 150.000 millones de euros en intereses de la deuda pública en 10 años con la activación del mecanismo de rescate europeo, como se conoce popularmente al Mecanismo Europeo de Estabilidad (MEDE).

“Europa está ponderando cuál es la mejor forma de apoyar a sus estados en su lucha contra la Covid-19”, explica Toni Roldán, director de EsadeEcPol. “Se han formulado algunas propuestas para respaldar los esfuerzos de los países, incluyendo propuestas para el BEI, los nuevos coronabonos y el dinero de helicóptero”, añade.

En un documento titulado “El Mede debe ayudar ante esta pandemia: el caso de España”, Esade recuerda que el Gobierno ha lanzado un plan de apoyo a empresas, trabajadores y familias dotado con más de 200.000 millones. Con el apoyo del fondo de rescate europeo, el Tesoro podría financiar estas ayudas sin un gran menoscabo de las cuentas públicas.

Roldán, junto a Aitor Erce, visiting fellow en LUISS, y Antonio García Pascual, visiting scholar en Johns Hopkins University, concluyen en el informe que con un crédito del MEDE de 200.000 millones de euros, sin diferencial y con un plan de amortización suave, el coeficiente de deuda pública sobre el PIB se estabilizaría en el 125% del PIB y entraría en una trayectoria descendente en el largo plazo. Los investigadores apuntan a que con este plan las necesidades de financiación bruta del Tesoro serían inferiores al 20% del PIB por año, un nivel muy asumible para los mercados. Y sostienen que unos tipos de interés más bajos en el marco del programa del MEDE podrían ayudar a España a ahorrarse cerca de 150.000 millones de euros en intereses acumulados entre 2020 y 2030, una cantidad equivalente a más del 12% del PIB.

“La economía se halla en un parón repentino y el tiempo es esencial y las principales ventajas de utilizar el MEDE son que ya está operativo, tiene fondos, es escalable y más rápido”, destaca Roldán. Aitor Erce, por su parte, subraya que “la cantidad de recursos financieros que se necesitan para hacer frente a esta pandemia es tan grande que la mayoría de los países van a necesitar el respaldo de Europa”.

Los autores del informe han mostrado que “combinar un gran crédito del MEDE con un tipo de interés próximo a cero proporciona una vía prudente para las necesidades de financiación bruta, un esfuerzo fiscal al alcance”. Asimismo, “debería haber una combinación de la cuantía de los préstamos y una tasa de financiación de máxima calidad crediticia que funcionara para los demás estados miembros, pero ello podría requerir ampliar el MEDE”, según señala Antonio García Pascual.

Leave a Reply