La residencia para personas mayores de Ondara resiste al coronavirus

La residencia Virgen de la Soledad de Ondara está plantando cara al coronavirus. Por el momento no han registrado ningún contagio, tanto entre los residentes como en el personal que allí trabaja. Según explica la directora Paqui Ferrando, la clave está en seguir los protocolos necesarios de higiene y de limpieza y “tener en cuenta que una residencia es una casa, no un hospital”.

Parte del éxito se debe a que la dirección ha decidido cancelar todo tipo de visitas de los familiares. Además el personal ha habilitado las estancias comunes, como la sala grande, para que se mantenga la distancia de dos metros entre los residentes, cuando no estos no están en la habitación.

Aunque de momento han conseguido escaparse de las garras del virus, alertan de que “al igual que el resto de residencias, nos falta material, aunque se nos comunicó que ayer podíamos ir a recoger el que habíamos solicitado”. Desde la dirección agradecen “el interés de familiares y amigos de los residentes” y agradecen “las donaciones de particulares y empresas”.

Continuidad

En la localidad ondarense las buenas noticias llegan de dos en dos. Y es que la empresa municipal Sinma Ondara va a mantener a todos sus trabajadores pese a la crisis sanitaria. “Hemos decidido hacer un esfuerzo, durante todo el período que dure el actual Estado de Alarma, para mantener todos los puestos de trabajo, garantizando así la continuidad de las altas a la Seguridad Social y el pago íntegro de las nóminas de todo el personal de la empresa municipal”, indicó el alcalde José Ramiro.

En Sinma Ondara trabajan actualmente unas 90 personas en diferentes departamentos. En lo que respecta a los servicios esenciales, indican desde el ejecutivo, el personal continúa trabajando al 100% durante el estado de alarma, tanto en las secciones de la brigada de obras y servicios, limpieza viaria, recogida de residuos, emisora de radio municipal, y administración de la empresa. En lo que respecta al personal de las Escuelas Deportivas Municipales, piscina y Escoleta Infantil Municipal, indican, hay alrededor de 47 personas contratadas en estas secciones. La mayoría tienen contratos de unos 10 meses a tiempo parcial (por horas de cursos y entrenamientos), y, con la medida acordada ayer, podrán continuar en sus trabajos, dados de alta en la Seguridad Social y cobrando su nómina a final de mes. Ello supondrá continuar manteniendo el contacto, tutorizando tareas a las niñas y niños de Ondara desde casa, intentando no perder el vínculo con ellos y dando apoyo a las familias.

Leave a Reply