Soler ya tiene 111,6 millones de actualizar las entregas a cuenta

El Ministerio de Hacienda abonó el pasado lunes a las Comunidades Autónomas el primer pago de la actualización de las entregas a cuenta del sistema de financiación, 1.434 millones de los 2.867,08 anunciados para dar liquidez a las autonomías y las ciudades autónomas para que hagan frente a la crisis del coronavirus. La segunda mitad se pagará entorno al 17 de abril. La Comunitat Valenciana recibió 111,6 millones de euros, de los 223,25 millones que le corresponden en total.

El pago se comunicó a las CCAA el miércoles de la semana pasada, en la reunión que la ministra María Jesús Montero mantuvo con los consejeros de Hacienda de las CCAA. Y cumple con lo establecido en el decreto de medidas urgentes para responder al impacto económico del COVID-19 que aprobó el consejo de ministros el 12 de marzo.

Un «hecho sin precedentes», según la valoración del ministerio de Hacienda, que reseñó en la información remitida sobre ese acuerdo que el total de ingresos de la Comunitat Valenciana provenientes del sistema de financiación alcanzarán los 11.545,80 millones de euros, es decir, 990 millones más (un 9,38%) que la cantidad recibida a lo largo de 2019. En porcentaje, se trata de la región que más verá incrementada sus recursos por el sistema de financiación y será la cuarta que más fondos reciba, por detrás de Cataluña, Andalucía y Madrid.

Pese a ello, el conseller de Hacienda recordó ayer la «preocupante situación de las arcas valencianas», porque resolver el problema de liquidez de la Comunitat Valenciana «es fundamental para hacer llegar un flujo de recursos urgente al tejido productivo, que lo necesita para sostener el empleo, el pago de sus costes fijos y no verse abocado a cierres empresariales o de la actividad de los autónomos».

El conseller recordó que la liquidez anunciada por el Gobierno central hasta ahora es «totalmente insuficiente» y el Consell reclama «la necesidad de anticipar antes del 31 de marzo el 75% del extra FLA y que el adelanto incluya al menos la parte correspondiente a la infrafinanciación (1.400 M€) y la derivada del impacto por el cambio de sistema de información del IVA (226 M€), así como el FLA ordinario incluyendo la desviación del objetivo de déficit autorizado para 2020».

Fuentes de la conselleria de Hacienda señalaron ayer que el Gobierno valenciano reclama también el pago de la previsión de liquidación de 2018 que, en condiciones normales, se liberan a mitad de año. Según Soler, «no podemos esperar al mes de julio, necesitamos los recursos ahora para hacer frene a tres necesidades fundamentales: la compra de material sanitario y dotar a la Conselleria de todos los medios necesarios para combatir la pandemia, para hacer frente a las ayudas que necesita el sector más vulnerable de la sociedad y para que lleguen los recursos al sistema productivo, sobre todo pymes y autónomos.

Leave a Reply