«Un año no es nada, a seguir para cumplir su sueño»

valencia. Hace cuatro años, Alejandra Quereda y Elena López apretaban los dientes y planteaban un pulso al dolor en cada entrenamiento. «Tal como llegamos nosotras, con lesiones, necesitábamos parar y seguimos por los Juegos. Algo así nos habría roto los esquemas», apunta la primera, actualmente seleccionadora individual de gimnasia rítmica. El esfuerzo tuvo premio: la alicantina y la valenciana fueron plata con el conjunto español en los Juegos de Río, logrando las últimas medallas olímpicas hasta ahora para la Comunitat.

Quereda considera que la decisión del COI supone un mayor varapalo para los veteranos. «A los que se van a retirar les va a costar más. Ya lo veían cerca y supone un año más de trabajo, de someter al cuerpo a un estrés físico y psicológico como el que soportamos los deportistas profesionales», apunta. «A los más jóvenes que pensaban en continuar un ciclo más es seguir entrenando y ya está», añade.

La exgimnasta quiere lanzar también un mensaje positivo. «Saldremos de esta y van a poder prepararse correctamente», lanza a modo de ánimo a los miles de deportistas que tenían como objetivo Tokio 2020. «Si han llegado hasta aquí, un año no es nada. Pueden seguir adelante, pensando en que pelean por conseguir su sueño. Son capaces de ello. Hay que mantener la mente positiva e ir paso a paso», resalta Alejandra Quereda.

La alicantina reconoce que habrá que planificar los próximos meses en función de cómo se reorganice el calendario. «Hasta ahora les decía a mis gimnastas que mantuvieran la calma y no se hicieran ideas preconcebidas hasta que fuera oficial el aplazamiento de los Juegos», argumenta. «Ahora hay que marcarse objetivos a largo plazo. Primero que nos digan cuándo van a ser los clasificatorios y luego, ir paso a paso», añade.

Porque hay deportistas que ya tienen el billete olímpico, lo que supone un alivio, y otros que aún han de ganárselo. Quereda apunta que las gimnastas estaban en un momento de forma, ya que tanto en individual como el conjunto se jugaban la clasificación para Tokio entre abril y mayo.

Elena Tejedor, directora de la Fundación Trinidad Alfonso, entidad impulsora del Proyecto FER, valoró el aplazamiento. «Creemos que se ha tomado la mejor decisión dadas las circunstancias. Ahora lo más importante es la salud y había que sacar a los deportistas de esta incertidumbre», señaló en representación del programa que apoya a quienes luchan por ser olímpicos y paralímpicos en la Comunitat: «Coincidimos con el COI en que los Juegos deben celebrarse y lo mejor es que se retrasen».

Leave a Reply