La crisis deja en suspenso el inicio de las obras del pabellón de Dénia arrasado por el tornado

Las también tiene repercusiones en los proyectos municipales pendientes. Ese es el caso de la reparación del pabellón del polideportivo de Dénia, que arrasó un tornado durante el temporal de septiembre del pasado año. La fecha para acometer la actuación queda en suspenso.

La concejal de Territorio y Calidad Urbana, Maria Josep Ripoll, reconoció ayer que esta «situación extraña» afectará irremediablemente al arreglo de esa importante infraestructura deportiva de la ciudad. En concreto, al procedimiento de licitación del proyecto. Según señaló, ahora están estudiando cómo deben actuar, puesto que en las actuales condiciones hay licitaciones que se podrán sacar y otras, no.

En ese sentido la edil incidió en que deben analizar todo con detalle, ya que antes de dar el siguiente paso han saber si las empresas son capaces de presentar ofertas estos días, o remitir la documentación requerida. Ante ese panorama, insistió Ripoll, tienen que estudiar bien qué es lo que se puede hacer.

La edil ya anunció a principios de este mes que el consistorio asumiría el coste de la reparación, presupuestada en 261.000 euros, mientras esperaban al seguro. Según dijo, el proyecto ya estaba listo y pensaban lanzar la licitación en cuanto se aprobasen de forma definitiva las cuentas municipales, algo que sucedió el pasado 11 de marzo.

Condiciones

El decreto de estado de alarma afecta además a todas las obras que están en marcha, tanto públicas como privadas. Las restrictivas condiciones laborales en las que los trabajadores han de mantener una distancia de separación por motivos de seguridad, para evitar posibles contagios, van a retrasar el ritmo de trabajo. Eso se traducirá, con toda seguridad, en el retrasos sobre los plazos previstos. No obstante, los proyectos iniciados pueden continuar.

En el caso de la obra pública, la edil de Territorio hizo hincapié en que el decreto no implica ninguna paralización de la construcción. Maria Josep Ripoll apuntó que el ayuntamiento ha requerido a las empresas que «garanticen» el cumplimiento de las normas de seguridad. La edil explicó que tanto la construcción del nuevo colegio de La Xara como la mejora de la pista de atletismo del polideportivo siguen adelante.

En cuanto al centro educativo, las obras empezaron en abril del pasado año, se adjudicaron por un importe cercano a los 2,6 millones y deberían concluir en breve. En cuanto a las pistas de atletismo, Ripoll dijo que también se están ejecutando. Aunque en los últimos días no hay movimiento debido a las lluvias. La actuación tiene un plazo de ejecución de cuatro meses y supone una inversión de casi 749.000 euros.

Leave a Reply