Conte adelanta que el 4 de mayo se levantarán las restricciones en Italia

El 4 de mayo Italia entrará en una nueva fase, en la que presumiblemente se retomarán las actividades productivas manteniendo las medidas de seguridad para tratar de limitar así los contagios del coronavirus. Un día después de que, por primera vez desde que se desató la pandemia hace ya dos meses, se registrara una disminución en el número de personas actualmente contagiadas, el primer ministro, Giuseppe Conte, escribió este martes un mensaje en las redes sociales para anunciar una estrategia de desescalada y que, en principio, no se prolongarán las restricciones más allá del 3 de mayo, como estaba previsto.

«Antes del final de esta semana, espero comunicarles este plan y explicarle los detalles de este complejo programa. Una predicción razonable es que lo aplicaremos a partir del 4 de mayo», adelantó Conte. El jefe de Gobierno mantuvo así el pulso frente a las presiones de la patronal y de varios presidentes regionales para que adelante el fin del cerrojazo en algunos sectores productivos y territorios respecto a la fecha prevista. «Me gustaría poder decir: abramos todo de inmediato. Pero una decisión así sería irresponsable. Haría que volviera a subir la curva del contagio de modo descontrolado y echaría a perder todos los esfuerzos hechos hasta ahora».

El primer ministro subrayó en su mensaje la necesidad de que la desescalada de las restricciones se haga sobre la base de «un programa nacional» que tenga en cuenta «las peculiaridades territoriales» y defendiendo los intereses de todos los ciudadanos. «No permitiré nunca que se creen divisiones. Debemos marchar unidos y mantener alto el espíritu de comunidad. Esta es nuestra fuerza». La pandemia supera ya los 181.000 contagiados y los 24.000 fallecidos.

Directo | Así avanza la lucha contra el coronavirus

Insistiendo en la necesidad de actuar con prudencia, Conte recordó que el levantamiento de las medidas supone un «riesgo concreto» de que vuelvan a subir los contagios, por lo que es necesario que éstos se mantengan a niveles «tolerables» respecto a la capacidad de los hospitales. El confinamiento establecido en todo el territorio nacional hace ya más de 40 días ha permitido que el número de pacientes en la uci lleve bajando desde el 4 de abril. Ha caído un 37% desde entonces.

Antes de levantar las restricciones, será necesario buscar nuevas formas de regular el flujo de los trabajadores para evitar las aglomeraciones y las famosas «horas punta», subrayó el jefe de Gobierno. «¿Cómo podemos garantizar dentro de los medios de transporte la distancia de seguridad? ¿Cómo podemos favorecer modos de transporte alternativos?», se preguntó.

Una de las propuestas en este sentido podría venir con la consideración también del sábado y del domingo como días laborables, para establecer así turnos con jornadas y horarios diferenciados dentro de las empresas que permitan reducir los flujos de trabajadores tanto en las oficinas como en el transporte público.

Leave a Reply