Detenido en un control de Guardamar de Segura un conductor con cocaína y medicamentos para la disfunción eréctil en su coche

Agentes de la Guardia Civil han detenido en un control en la localidad alicantina de Guardamar de Segura a un conductor como presunto autor de un delito de tráfico de drogas al serle intervenidos en su vehículo 10 gramos de cocaína y dos blíster con seis dosis de medicamento para la disfunción eréctil, que imitaban el nombre comercial y el color de un conocido fármaco y que supuestamente distribuía de forma individual.

El conductor fue interceptado al darle el alto en un dispositivo de control, de vigilancia del cumplimiento de las medidas restrictivas de movilidad adoptadas a raíz del decreto de estado de alarma por el coronavirus, por lo que, además, incumplió las medidas restrictivas de movilidad, según ha informado el instituto armado en un comunicado.

Los agentes de la Guardia Civil de Guardamar del Segura dieron el alto a un vehículo mientras se encontraban realizando un dispositivo de control en la N 332-A, a la altura del acceso a la Urbanización Buena Vista, con motivo de la vigilancia del cumplimiento de las medidas impuestas por el Real Decreto 463/2020, de 14 de marzo, de declaración del estado de alarma.

Al preguntar al conductor por el motivo de su desplazamiento, éste comenzó a dar «explicaciones incongruentes», según la Guardia Civil. Los agentes decidieron entonces realizar un registro superficial del coche, en cuyo interior encontraron, oculto dentro de un bolso, dos envoltorios de plástico con una sustancia en estado rocoso que, tras realizarle una primera prueba con el ‘drogotest’, dio un resultado positivo en cocaína.

La droga, que arrojó un peso total de 10,4 gramos, se presume de «alta pureza» y, una vez manipulada y «cortada» con otras sustancias, esta cantidad inicial se habría multiplicado por tres y cuatro veces, tanto en peso como en beneficios, una vez dispuesta para su venta al menudeo.

Además de la cocaína, también encontraron dos blíster con seis dosis de medicamento para la disfunción eréctil, imitando el nombre comercial y el color de un conocido fármaco para este fin. Uno de los blíster presentaba cortes con tijera, lo que sugiere que esta persona también distribuiría dosis individuales de este tipo de medicamento.

Por todo ello, este conductor, de 63 años, quedó detenido, por ser el presunto autor de un delito contra la salud pública, para lo cual quebrantó, además, las restricciones de movilidad por el estado de alarma. Tras pasar a disposición judicial, quedó en libertad provisional, a la espera de juicio.

Leave a Reply