Dos publicistas españoles recogen más de 300 obras de ‘Arte Covid’ de artistas de todo el mundo. ¿Ha nacido un movimiento?

El concepto de “valores experienciales” fue acuñado por el psiquiatra y filósofo austriaco Víktor Frankl en el clásico El hombre en busca de sentido, una obra que recoge la idea de que “no es la voluntad de poder ni la voluntad de placer, sino la voluntad de sentido la que hace al ser humano, y esa voluntad de sentido va más allá de las circunstancias”. El ser humano tiene una inmensa capacidad de trascender sus dificultades y descubrir una verdad conveniente y encaminada. Y el arte es quizá uno de los vehículos más eficaces. Una vez más lo está demostrando en esta cuarentena, en la que muchos caminos se cierran, pero nacen otras iniciativas al servicio de la creatividad y de la búsqueda de un sentido que nos explique. 

Basta echar un vistazo a las redes para darse cuenta de ello. Bajo la etiqueta #covidartmuseum, los publicistas españoles José Guerrero, Irene Llorca y Emma Calvo decidieron llevar a cabo una cuenta, Covid Art Museum, dedicada en exclusiva a recopilar los trabajos de artistas de todo el mundo, surgidos de esta situación de cuarentena. Con más de 28 mil seguidores y casi 300 obras de autores de más de 50 países, las aportaciones que más destacan son las españolas.

“Cuando todo esto acabe y podamos comprobar en datos y cifras los contagios, los fallecidos y cuánto ha afectado a la economía, también será fundamental recoger un testimonio emocional y artístico de cómo el virus le ha afectado a la gente”, cuenta José Guerrero, que señala que, en este momento, “muchas personas están aprovechando para hacer cosas que antes no hacían, ya sea por falta de tiempo o por cualquier otro motivo, como dibujar, pintar o hacer fotos”.

Los impulsores creen que se está fraguando un movimiento artístico con identidad propia, el Arte Covid, surgido espontáneamente de la reflexión y la inspiración que la crisis ha motivado en los creadores. Una corriente que se desarrolla al margen de los vehículos habituales y que no criba las obras “por su técnica”, si no que está “abierta a todo tipo de formatos”, según Guerrero. A través de esta vía de escape, los artistas cuentan lo que viven, sienten y experimentan en el confinamiento. Recogemos la visión de siete de ellos:

1. Prioridades, por Alberto Fernández

La parodia del cambio de valor de un bien que usamos a diario. “Para mí es un guiño a lo ridículo de la situación con un bien tan simple. Que lo que utilizamos para limpiarnos el culo se convierta en un objeto de deseo me pareció tan surrealista que me pidió a gritos una obra parodia”, nos cuenta el artista.

Para él, una forma de experimentar con conceptos y técnicas, y, a la vez, dar rienda suelta a su creatividad. “Me ayuda a conocer mi trabajo, me ayuda a darme cuenta de que, aunque el mundo esté parado, la gente nunca dejará de ser creativa”, expresa.

2. No olvides lavarte las manos, por Sara Shakeel

covid art museum

El glitter o “brilli-brilli” de la artista Sara Shakeel causa furor entre las celebridades. Gracias a ese arte “brillante” ha sabido conquistar las redes y llegar a millones de personas. Conocida por su serie Estrías, la cuarentena no ha minado su creatividad, esta vez puesta al servicio de la concienciación y prevención contra el virus a través de un gesto tan cotidiano como lavarse las manos. Pero, eso sí, con estilo.

“Estoy muy contenta de ver que una simple obra de arte pueda tener un impacto tan positivo en las personas, especialmente en estos tiempos difíciles, por eso mismo me dedico al arte. No importa si nos lavábamos antes las manos o no, ahora es importante que ajustemos nuestros hábitos de higiene de manera positiva”, comentaba hace unos días al medio alemán HLN.

3. Las viñetas interactivas de Nacho Tellado

En este momento todo es posible, y más en el campo de la expresión artística, abierto en cada coyuntura histórica al surgimiento de nuevos estilos o formatos. Para el arquitecto y diseñador Nacho Tellado, el confinamiento ha sido una fuente de ideas.

“Por lo general, comparto proyectos arquitectónicos en los que he trabajado. Esta vez, he decidido cambiar un poco la rutina y utilizar las técnicas 3D que uso en mi trabajo para desarrollar una crónica breve, a modo de viñetas interactivas, de la situación que estamos viviendo, con un cierto toque cómico”, relata.

4. Covid s. XIX, de Vlad Tepesh

covid art museum

Bajo el seudónimo de Vlad Tepesh, este fotógrafo especializado en retratos trabaja un imaginario basado en cuarentenas de siglos pasados. Todo un recorrido virtual por las emociones del ahora, mezcladas con las de ayer en unos cuadros de lo más sugerentes.

5. Stay home y Be my Valentine, por Javier Jaén

Tres publicistas españoles recogen más de 300 obras de 'Arte Covid' de artistas de todo el mundo. ¿Ha nacido un movimiento?

Sus diseños han obtenido reconocimiento internacional, con numerosas portadas en publicaciones como The New Yorker, The New York Times o National Geographic y un lenguaje marcado por el contexto de la cercanía y las experiencias cotidianas.

6. El último rollo de papel, por Elizaveta Litovka

La artista ucraniana Elizabeta Litovka ofrece su perspectiva sobre las prioridades de las personas en estos momentos. “Es hora de descubrir en qué gastarás tu último rollo o a qué dedicarás tus últimos momentos. En mi arte, me encanta decorar mi pie. Todavía no he descubierto cuáles son, no sé si es porque me chiflan los pies o porque me gustan tan poco que necesito decorarlos”, comenta.

7. ¡Todo volverá a funcionar! ¡Nos recargaremos!, por Nuria Oreja

Tres publicistas españoles recogen más de 300 obras de 'Arte Covid' de artistas de todo el mundo. ¿Ha nacido un movimiento?

Para la catalana Nuria Oreja, la idea era buscar un mensaje esperanzador. “Ahora mismo estamos sin batería, pero muy cerca de la mano están las pilas, que es nuestra vuelta a la vida real, y que está al alcance de la mano”, explica.

“Sin embargo”, matiza, “hay gente que también lo ha relacionado con la pérdida de seres queridos, por la desconexión”.

Leave a Reply