DS3 Crossback: Premium, urbano y muy chic

El pequeño de los DS cuenta con un formato SUV urbano, uno de los más de moda en el mercado, y ofrece a los clientes la posibilidad de elegir motores gasolina, diésel o una versión totalmente eléctrica llamada ‘E-Tense’. En esta ocasión probamos el 1.2 turbo gasolina de 155 CV con cambio automático, y las impresiones no pueden ser mejores.

Una imagen muy premium

El diseño gusta, y entre los detalles atractivos están la gran parrilla delantera, los finos pilotos traseros con luces led o las manetas de las puertas escondidas, que se abren cuando nos acercamos al coche. Por supuesto, hay muchos cromados, el techo lo podemos pedir en distinto color -mejor blanco que negro, ya que el sol calienta más los colores más oscuros- y las llantas tienen un sofisticado diseño.

Interior premium repleto de equipamiento.

Interior premium repleto de equipamiento.

El ambiente interior marca la diferencia, ya que cuenta con asientos con un bonito tapizado en cuero, superficies con materiales de calidad, una gran pantalla central y un curioso diseño en rombo para todas las teclas que nos transmite exclusividad, aunque no sean fáciles de pulsar.

Esta elegancia no está reñida con el espacio. El DS3 es amplio, tanto en las plazas delanteras como en las traseras. El maletero tiene 350 litros, más que suficientes para un uso urbano y también para una escapada o viaje más largo. Como detalles, el asiento delantero tiene regulación eléctrica y función masaje, además de la recarga inalámbrica del móvil y otros detalles que mejoran la vida a bordo.

Nuestro motor es el más potente de la gama. Si vamos a hacer muchos kilómetros fuera de la ciudad, vale la pena elegir el diésel, presente en el DS3 en versiones de 100 y 130 CV, pero para el resto de usuarios, este 1.2 turbo es una delicia por su suavidad y potencia. Se vende en versiones de 100, 130 y 155 CV, este último se une a un cambio automático con ocho marchas, y el resultado es un coche que se conduce de forma suave, pero también tiene velocidad y aplomo.

Esta es una de sus grandes cualidades, la facilidad con la que pasa de ser un perfecto coche urbano, compacto, suave, silencioso y con un agradable interior, a un perfecto rutero para la carretera, donde la tecnología de ayudas a la conducción, el buen aplomo, las prestaciones y un consumo muy ajustado convierten a este DS en un gran viajero.

Desde 170 euros al mes

El precio de este DS3 Crossback alto de gama es de 35.500 euros según la tarifa de la marca, pero la gama está a la venta desde 26.650 euros. Las mayores ventajas están en la financiación con cuotas, que nos permiten acceder a un DS3 por 170 euros al mes con unos 5.000 euros de entrada, una oferta competitiva para entrar en el universo de lujo de la nueva marca francesa, que va más allá del coche e incluye invitaciones para eventos especiales, servicio post-venta exclusivo y un amplio etcétera.

Leave a Reply