El diésel vale menos de un euro en un tercio de las gasolineras con los coches casi sin utilizar

La caída vertiginosa que están experimentado los precios del petróleo y otras materias primas en los mercados internacionales se está dejando notar en los surtidores aunque no es precisamente en un contexto en el que el uso de los vehículos propios se encuentre activo. Más bien todo lo contrario. Con la mayor parte de los coches confinados en garajes o en las calles, los precios de los combustibles han horadado suelos atractivos para el consumidor: en el caso del diésel, el carburante más utilizado en España, un tercio de las estaciones de servicio ya lo ofrecen por debajo de un euro el litro, de un total de 10.247 gasolineras repartidas por España, aunque con el estado de alarma no todas se encuentran abiertas en su horario habitual.

En la mayor parte de las provincias es posible encontrar el litro del gasóleo de automoción al menos a los 0,99 euros/litro que tan atractivo resulta para los conductores. Estas referencias, según los últimos datos actualizados en el geoportal del Ministerio del Ministerio para la Transición Ecológica, se encuentran completamente extendidas en las Islas Canarias, así como en zonas de Almería, Lérida, Murcia, Viazcaya, Barcelona, Teruel, Tarragona o Navarra.

Por su parte, en el caso de la gasolina de 95 octanos, hay unas 900 estaciones de servicio que también ofrecen este producto por debajo del euro. Se trata de cerca de un 9% del total.

Además, la tendencia de los costes de los combustibles seguirá a la baja en los próximos días después de que el petróleo y sus derivados hayan sufrido importantes recortes en las últimas sesiones. Aunque el traslado de esa realidad al surtidor no es siempre proporcional, fuentes del sector anticipan nuevas bajadas durante esta y la próxima semana.

La situación que viven las materias primas también se está dejando notar en los precios de generación de la electricidad. La media de coste del mes de abril ya se encuentra por debajo de los 16 euros / Megavatiohora (Mwh), lo que supone una caída del 45% con respecto a la media de marzo, y más de un 70% si se compara con los precios de abril del año pasado, según el operador ibérico Omie.

En algunas jornadas, como la de hoy, el precio medio de la luz apenas superará los nueve euros / Mwh, lo que supone un mínimo histórico para un día laborable. En algunas horas de la madrugada, se situará por debajo de los 3 euros / Mwh.

Esta caída eléctrica también se debe a que la demanda de luz sigue cayendo como consecuencia del confinamiento de la actividad laboral. El consumo eléctrico entre las empresas cede a un ritmo cercano al 20% y aunque el de los hogares sube, al estar las 24 horas del día confinados, el peso de la actividad industrial es mucho mayor en el conjunto del sistema.

Además, la caída de los precios de las materias primas, como el gas, que es clave para activar las centrales de ciclos combinados -las que más suben los precios de la luz-, así como una elevada sucesión de frentes de lluvia por toda la Península, aumentando la capacidad de los embalses y por tanto el uso de las hidroeléctricas.

Leave a Reply