Los niños solo podrán salir para acompañar a un adulto a la compra o a la farmacia

No serán salidas lúdicas. En principio, y si el Gobierno no matiza posteriormente, no habrá parques ni paseos. No habrá columpios ni debería haber carreras ni bicicletas ni pelotas ni patinetes. Tampoco juegos callejeros aunque sean sin compañía. Los niños de hasta 14 años (y no 12 como anunció en un principio el presidente Pedro Sánchez) podrán salir acompañados de un solo adulto a partir del próximo lunes, pero solo para ir de la mano con su progenitor a las actividades que ya se le permitían en el actual estado de alarma, como ir al supermercado,a la farmacia o a entidades financieras .

Estas son las limitaciones que ha establecido el Consejo de Ministros en el nuevo real decreto que autorizará las salidas de los más pequeños, en la que será la primera medida de desescalada del confinamiento social desde que ese decretó el estado de alarma el pasado 14 de marzo. El Ejecutivo finalmente no ha fijado, como sí que ocurre en otros países, una limitación temporal, al entender que la salida de los menores deberá circunscribirse al tiempo mínimo que el padre necesite para realizar la gestión pertinente.

«No estamos relajando las medidas de contención. Es responsabilidad de los adultos de cumplir con estas medidas», ha querido dejar claro la portavoz del Gobierno, María Jesús Montero. La ministra ha insistido en que el Ejecutivo no tiene en mente que los pequeños puedan tener un tiempo de esparcimiento callejero clásico. No, al menos, por el momento. «Las salidas tienen que estar tasadas» con «casusa previamente delimitadas», ha explicado la portavoz, al tiempo que ha reiterado que el tiempo de estas salidas «no van a estar tasadas». «No va a haber nadie con un cronómetro», ha apuntado la portavoz.

La decisión del Ejecutivo de Pedro Sánchez de limitar las salidas de los niños al acompañamiento de los adultos en su gestiones ha sorprendido a todos los técnicos, ya que esta fórmula no había sido planteada por ninguno de los expertos ni las comunidades autónomas, sobre todo porque ir a hacer la compra supone acudir a lugares especialmente concurridos.

Leave a Reply