Marianico el Corto ya no hace gracia

HBO emite al completo ‘El último show’, la conmovedora serie del canal autonómico aragonés en la que Miguel Ángel Tirado, alias Marianico el Corto, se deja de chistes de baturros y revela su faceta dramática interpretándose a sí mismo: un cómico cuyo tiempo ha pasado. A Marianico le conocimos en los 90, cuando aparecía en ‘No te rías que es peor’ con la boina encalada hasta las orejas, el fajín rojo y la cachava colgando del brazo para recoger la herencia del humor maño encarnado por Paco Martínez Soria. Casado y con cuatro hijos, este zaragozano que fue maestro, vendedor de electrodomésticos y vigilante de seguridad siguió explotando el personaje de paleto avispado en revistas, teatros, fiestas patronales, discotecas y ante hordas de jubilados en Benidorm.

La primera vez que aparece en ‘El último show’ espera entre cajas de cerveza su salida al escenario del Plata, el mítico cabaret en El Tubo de Zaragoza. Una vedette entrada en años le anuncia poco menos que como un resucitado, una vieja gloria que todavía sigue viva. Alumbrado por los focos, Marianico se da cuenta de que se ha cansado de hacer reír y se pone melancólico. Ante el pasmo del público comienza a recordar su infancia hasta acabar llorando. Detrás de ‘El último show’ se encuentra Álex Rodrigo, un zaragozano de 32 años que ha dirigido capítulos de ‘La casa de papel’, ‘Vis a vis’ y ‘El embarcadero’. Rodrigo cuenta que, de niño, se acercó a Tirado para pedirle que le contara un chiste mientras este fumaba y miraba al cielo. Le respondió con una reflexión sobre la insignificancia del hombre ante el cosmos. Desde entonces se obsesionó en descubrir a la persona bajo la boina.

Leave a Reply