Nace en el Bioparc un bongo oriental, un exótico antílope en peligro crítico de extinción

Un nuevo bongo oriental acaba de nacer en Bioparc Valencia, el cuarto alumbramiento desde 2013 en el parque de esta subespecie en peligro crítico de extinción, y el tercer nacimiento en el recinto desde que comenzó el periodo de confinamiento por el coronavirus.

Según ha explicado Bioparc en un comunicado, el bongo oriental es un exótico antílope de los bosques africanos del que ya solamente se tiene constancia de menos de 100 ejemplares en Kenia, por lo que estaría por debajo del umbral de supervivencia.

Por este motivo, Bioparc Valencia ha recibido «con gran alegría» este nacimiento en periodo de confinamiento, «pues supone un éxito para el proyecto internacional que lucha por salvar de la extinción a esta especie« y lograr que el estado de alarma no afecte a la evolución de los diferentes animales.

El equipo de cuidadores pudo contemplar y grabar con un teléfono móvil el parto de la que está considerada como la «joya» de Bioparc, pues es la subespecie en mayor peligro de extinción de todas las quealberga el recinto.

El bongo oriental (Tragelaphus euryceros isaaci) es la subespecie de antílope forestal africano de mayor tamaño y se encuentra en peligro crítico en la lista roja de la UICN (Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza), con tendencia decreciente.

Su presencia en la naturaleza se reduce a cuatro poblaciones aisladas de Kenia con unos 70-80 individuos, según los últimos estudios de 2016, lo que supone un «riesgo real» para su existenciafutura.

Bioparc Valencia participa en el programa europeo de reproducción (EEP), en el que colaboran intensamente 50 instituciones para lograr su supervivencia de forma genéticamente viable y, en caso de necesidad, la reintroducción futura en su hábitat.

El grupo reproductor de Bioparc Valencia, formado por un macho de 11 años, Kani, y una hembra de 12 años, Elewa, ha aportado a este programa internacional cuatro crías en 2013, 2016, 2017 y esta última de 2020. Hasta ahora todas han sido trasladadas a otras instituciones para formar nuevos núcleos de conservación.

El padre sufría una enfermedad degenerativa hepática en fase muy avanzada y murió el pasado mes de marzo. El equipo del parque se centra ahora en velar por el correcto desarrollo de madre y cría, que sigue «de forma natural y muy satisfactorio».

Leave a Reply