Sanidad se inhibe de comprobar el material y lo deja en manos de las áreas de salud

Centenares de profesionales sanitarios de la Comunitat se han visto expuestos al contagio del Covid-19 tras usar las mascarillas defectuosas suministradas por el Ministerio de Sanidad. La orden de retirada no llegó antes de que fueran utilizadas. La partida total era de 350.000 de las que unas 16.000 se distribuyeron en centros sanitarios valencianos.

Ante este hecho la dirección general de Recursos Humanos de la Conselleria emitió ayer una orden por la que deja en manos de cada departamento de salud verificar si el material de protección cumple los criterios de calidad. “Los Departamentos de Salud son los encargados de la recepción del material, y previamente a su distribución, la Dirección Económica (…) deberá comprobar que el material que conforma el EPI, cumple con los requisitos técnicos requeridos”, señala el escrito.

La orden, enviada a media mañana de ayer y después de que se conociera que las mascarillas defectuosas habían sido utilizadas por el personal sanitario,en cinco departamentos de salud, especifica que se tendrán que controlar los guantes; las mascarillas quirúrgicas, ffp2 y ffp3; los protectores oculares y la ropa de protección

La conselleria, a través del escrito, deja además en manos de la gerencia de cada departamento de salud la retirada del material que no cumpla las especificaciones o sobre el que existan dudas tras comunicarlo a la dirección general. “La Gerencia del Departamento retirará el producto correspondiente a la espera de confirmación de la idoneidad del producto retirado”, subraya el escrito.

Personal expuesto

La consellera de Sanidad, Ana Barceló, confirmó ayer que profesionales sanitarios de cinco departamentos de salud habían utilizado estas mascarillas antes de que pudieran ser retiradas. Aunque no cuantificó la cantidad exacta que al cierre de esta edición se seguía evaluando, sí que reconoció que se están realizando las pruebas para averiguar si alguno de ellos se ha podido contagiar. Barceló explicó que en cualquier caso el material repartido fue muy escaso y fue retirado a tiempo.

Uno de los que departamento en los que se empleó este material de protección es el del Hospital Clínico de Valencia donde parte de estos pertrechos se llegaron a emplear en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI). En este centro se distribuyeron entre 150 y 180 unidades.

También se repartieron en Orihuela, donde 50 sanitarios las utilizaron y ahora se encuentran apartados hasta que se determine si se contagiaron, según el Sindicato Médico. En el General de Alicante se repartieron 124 personas y entre 150 y 180 en el de Sant Joan de Alicante.

El Peset es otro de los departamentos a los que llegaron estas mascarillas defectuosas y el CSIF señaló que también las había detectado en el de Llíria. La consellera de Sanidad concretó que en dos departamentos se destinaron a servicios en as UCI, mientras que en los demás parece que fueron utilizadas en otras áreas de los hospitales, alguno sin afectados por Covid-19.

Clínico de Valencia

Según la consellera, los profesionales utilizaron estas mascarillas en diferentes días e intervalos de tiempo. Subrayó que en algunos casos ya se han podido hacer los test PCR a profesionales, mientras que en otros más tardíos se están realizando y se hace un seguimiento.

En este sentido trabajadores del Hospital Clínico de Valencia que utilizaron estas mascarillas han presentado un escrito ante la dirección médica y de enfermería denunciando que todavía tienen que ir a trabajar sin pasar una cuarentena y aún no les han hecho las pruebas pese al riesgo de ser una fuente de contagios. Según critican ayer tan sólo les habían apuntado en una lista.

La consellera explicó que en este centro se utilizaron entre los días 10 y 13 de abril. “Durante esos días se pudieron usar en la UCI y en otros servicios que no estaban en contacto con el Covid-19”, precisó.

Barceló insistió a que todos ellos se les va a hacer la prueba, así como a las personas con las que hayan podido estar en contacto tanto dentro como fuera del hospital. La consellera resaltó que el hecho de que ocurra esta situación es “triste” y “dolorosa”.

El portavoz de Sanidad del Partido Popular en Les Corts Valencianes, José Juan Zaplana, pidió a la consellera que explique dónde ha ido a parar la partida de 16.000 mascarillas defectuosas, a qué departamentos de salud y qué profesionales pueden estar expuestos, “antes de que sea tarde”.

“Le exigimos a la consellera que devuelva la dignidad a los profesionales, no pueden estar reciclando, usando material manipulado o sin esterilizar o sin homologaciones ni certificación. Se están jugando la vida y en esta situación no puede acusarles de mentir, debería dotarles del material adecuado y necesario”, manifestó el parlamentario.

Residencias

Las residencias de mayores de la Comunitat Valenciana han registrado en las últimas veinticuatro horas ocho nuevos fallecimientos, lo que eleva a 375 los ancianos muertos desde el inicio de la pandemia, y en estos momentos son 101 los centros de mayores en los que se registra algún caso positivo, tres más que ayer.

Hasta ahora han dado positivo 1.579 residentes (26 más que ayer) y 440 trabajadores (3 más que ayer), y del total de residencias donde se han registrado casos, otras 18 están en la provincia de Castellón, 18 en la de Alicante y 65 en la provincia de Valencia. Además, se encuentran bajo vigilancia activa de control sanitario 33 centros de la tercera edad.

Fuentes de Aerte, la patronal de las residencias en la Comunitat, señalaron que la tasa de mortalidad en estos centros es del 23,75%, 1.10 puntos por debajo que la total en la autonomía en personas mayores de 70 años (24,85%). Añadieron también que la total en la región en mayores de 80 años (30,01%) se encuentra 6,27 puntos por debajo de la media. Las mismas fuentes recalcaron que el 69,11% de las residencias de mayores en la Comunitat no tiene en estos momentos ningún caso confirmado de coronavirus, 226 centros sobre los 327 totales.

Presión asistencial

Los datos de ayer volvieron a mostrar una evolución positiva. Las cifras de fallecidos, nuevos positivos e ingresos hospitalarios y en UCI están en una “linea descendente”, según señaló la consellera de Sanidad.

En las últimas veinticuatro horas se registraron 89 nuevos positivos y 19 fallecimientos por coronavirus, ocho de ellos en residencias de la tercera edad.

El total acumulado desde el inicio de la pandemia asciende a 10.339 contagiados y 1.084 fallecidos, si bien en las últimas horas se han concedido 80 altas y la cifra total de recuperados es ya de 4.629 personas.

Actualmente permanecen ingresados un total de 1.039 pacientes -siete menos que el domingo-, de los cuales 217 se encuentran en la UCI, lo que supone seis menos que el día anterior.

La consellera resaltó que la Comunitat ha entrado en una “línea descendente” tanto en ingresos hospitalarios como en pacientes en las unidades de cuidados intensivos, aunque advirtió de que las cifras de nuevos casos de enfermos con Covid-19 seguirán aumentando porque van a realizarse más pruebas.

“Creo que podemos hablar de un descenso en dos cuestiones: ingresos hospitalarios y también en las UCI. Son datos positivos”, subrayó Barceló. “Estamos en una línea descendente, no en el caso de los positivos, porque aunque sean menos con el aumento de pruebas van a seguir incrementándose los nuevos casos, pero lo importante es que no revistan gravedad y no tengan que ser ingresados”, añadió.

Material sanitario

La consellera de Sanidad prefirió no referirse a la carta que le ha remitido el Sindicato Médico pidiéndole una rectificación por decir que no falta material de protección para el personal sanitario. Barceló consideró que se ha pasado por una situación “muy distinta” desde el origen de la pandemia.

Así, explicó que al inicio no había material porque se había roto el suministro y hubo un cierre de fronteras con China y Alemania, pero luego se obtuvo y se ha ido remitiendo a todos los departamentos.

Por otro lado, el decimocuarto avión con material sanitario de protección adquirido por la Generalitat tenía prevista su aterrizaje en la tarde de ayer con 50,8 toneladas. El vuelo transportaba 139.800 mascarillas, todas ellas ffp2; 215.576 trajes de protección individual y 30.000 gafas de protección.

Leave a Reply