Sí quiero virtuales, Nueva York aprueba las bodas en Zoom

El roce hace el cariño y el cariño hace saltar los roces. El confinamiento en China ha provocado miles de divorcios y la pandemia de la Covid-19 ha dejado a muchos prometidos a los pies del altar o del juzgado. La imaginación de muchas familias ha llevado estas ceremonias a las redes sociales. La etiqueta #ZoomWedding en Instagram cuenta con miles de publicaciones y en Twitter se puede ver más de un oficio virtual.

El último en dar el visto bueno a los ‘sí quiero’ virtuales ha sido el gobernador estadounidense Andrew Cuomo. Desde el pasado sábado, los novios y novias del estado de Nueva York podrán recibir sus licencias matrimoniales.

Los empleados públicos del famoso estado norteamericano podrán oficiar bodas de forma remota. «Ahora no hay excusa cuando surge la pregunta sobre el matrimonio», señaló el pasado sábado en rueda de prensa. «Estoy emitiendo una orden ejecutiva que permite a los neoyorquinos obtener una licencia de matrimonio de forma remota y que los empleados pueden realizar ceremonias por videoconferencia», anunció posteriormente en su cuenta oficial de Twitter.

Hasta la fecha, los recién casados, antes del confinamiento mundial, habían recibido todas las bendiciones y, también, la documentación con la presencia de un funcionario o un sacerdote que oficiaba la ceremonia. Al otro lado de la pantalla, las familias, amigos y conocidos brindaban con ellos a través de FaceTime, Zoom o Skype. Ahora Zoom, la app estrella del confinamiento, abre un nuevo negocio, las tele bodas.

No obstante, la orden firmada por Cuomo no obliga a usar esta herramienta, el texto especifica «uso de tecnología de vídeo y audio» para la celebración de ceremonias, incluyendo a los testigos. Eso sí, es necesario tener unos detalles en cuenta, como presentar un identificador a la cámara, y que los vídeos sean en directo y que no sea una imagen grabada anteriormente, ya que puede acarrear una sanción administrativa y quizá costar un futuro matrimonio.

Leave a Reply