Tokio 2020 niega haber acordado cómo costear el retraso de los Juegos

El comité organizador de Tokio 2020 afirmó este martes que aún no ha acordado con el Comité Olímpico Internacional (COI) cómo repartir los costes adicionales que acarreará posponer los Juegos hasta el verano de 2021, desmintiendo así una información que había publicado el organismo con sede en Lausana (Suiza).

Un portavoz de la organización de Tokio 2020 salió este martes al paso de un artículo explicativo publicado en la víspera por el COI sobre el retraso de los Juegos de la capital nipona, que recogía que el primer ministro nipón, Shinzo Abe, «había acordado que Japón continuará cubriendo los costes previstos bajo los términos del acuerdo existente».

La nota añadía que el COI «continuaría siendo responsable de su parte correspondiente» de los gastos, y señalaba que el coste adicional derivados de retrasar los Juegos ascenderá «sin ninguna duda» a «varios centenares de millones de dólares».

Los organizadores nipones subrayan en cambio que «la cuestión de quién asumirá los costes no fue discutida» entre Abe y el presidente del COI, Thomas Bach, en la conversación telefónica mantenida entre ambos mandatarios el pasado 24 de marzo, y en la que acordaron posponer los Juegos inicialmente previstos para este verano.

«No vemos apropiado citar a Abe para expresar algo más allá de lo que fue acordado. Por eso, hemos solicitado al COI retirar la frase en cuestión de su página web», dijo el portavoz del comité de organización de Tokio 2020, Masa Takaya, en una videconferencia con periodistas.

Estimaciones

En la misma línea, el ministro portavoz del Ejecutivo nipón, Yoshihide Suga, dijo en rueda de prensa que «no es cierto» que Abe se haya comprometido a asumir los costes adicionales derivados del retraso de los Juegos.

El portavoz de Tokio 2020 explicó que todas las partes implicadas continúan en discusiones sobre la «estructura de gobernanza» para gestionar las nuevas fechas del evento olímpico tras acordar unas líneas generales la semana pasada, y dijo que no existía por ahora una fecha concreta para alcanzar una conclusión.

Asimismo, señaló que por ahora el COI no ha respondido a la petición de retirar la información controvertida de su web, y añadió que los organizadores tomarán «las medidas apropiadas» en caso de que este asunto siga sin resolverse.

Varios cálculos sitúan en torno a los 300.000 millones de yenes (unos 2.600 millones de euros/2.800 millones de dólares) el coste derivado del retraso de los Juegos de Tokio, aunque la organización señala que por el momento no es posible determinar la cantidad total debido a que hay muchas cuestiones por resolver, como la disponibilidad de las sedes.

Esta cantidad se sumaría al presupuesto final que fue aprobado para Tokio 2020 antes de que se decidiera posponer los Juegos Olímpicos debido a la pandemia del Covid-19, que ascendía a 1,35 billones de yenes (11.600 millones de euros/12.570 millones de dólares) financiados por la organización, el Gobierno central de Japón y el de la capital nipona.

Leave a Reply