Un primero de mayo virtual con la vista puesta en la renta mínima

Este Primero de mayo será muy diferente a los 125 que se han celebrado cada año en España. Ni multitudinarias manifestaciones ni asambleas clandestinas para reivindicar los derechos de los trabajadores. Por primera vez en la historia se llevará a cabo una manifestación virtual durante la mañana de ese viernes y un concierto en directo que podrá seguirse también a través de las redes sociales durante la tarde que será un homenaje a todos los trabajadores de los servicios esenciales. Así lo anunciaron este martes los secretarios generales de UGT y CC OO, Pepe Álvarez y Unai Sordo, respectivamente, en una rueda de prensa telemática, quienes pidieron a todos los ciudadanos «participar activamente» para que «sea una fecha que nos permita situar todas estas demandas» y que se reivindique «como nunca que no hay sociedad sin trabajo».

Acuerdo sobre los ERTE

Por otro lado, ambas organizaciones resaltaron la necesidad de que los ERTE sigan ejerciendo un «papel fundamental» para evitar los despidos en esta crisis. Hasta la fecha más de cuatromillones de trabajadores se han acogido a estos expedientes que pactaron Gobierno y agentes sociales. Por ello, manifestaron su deseo de que esta misma semana puedan llegar a un acuerdo con la patronal para que estos ERTE que cuentan con beneficios tanto para las empresas como para los trabajadores se mantengan más allá del estado de alarma, algo a lo que el Ejecutivo se ha mostrado también de acuerdo. «Esta semana se nos acaba el plazo, porque el Gobierno quiere legislar. Deseo que antes del viernes lo podamos tener cerrado», explicó Álvarez, quien precisó que «hay que ver en qué condiciones se pueden hacer».

En este sentido, Sordo admitió que teniendo en cuenta que habrá una «recuperación paulatina», habrá que «combinar ERTE de suspensión de empleo con otros de reducción de jornada que permitan incorporar de manera paulatina a los trabajadores en función del ritmo de recuperación de la actividad».

Y uno de los grandes objetivos que persigue esta celebración será exigir a Gobierno la necesidad de que ponga en marcha «cuanto antes» una renta mínima para dar protección a ese millón de trabajadores que no cuentan con unos recursos suficientes para subsistir.

Este 1 de mayo tiene que representar un paso más y celebrarlo con una nueva renta mínima vital», abogó Álvarez, quien invitó a dejar atrás «cuestiones ideológicas» y pensar en la situación de este millón de personas que no tienen ningún ingreso y a los que «hay que dar respuesta». «Sabemos los que son», apuntó. En esta misma linea, Sordo pidió que se ponga en marcha una «renta de emergencia que cubra a estas personas y paralelamente se trabaje en el ingreso mínimo vital». De esta forma, los sindicatos se manifestaron más de acuerdo con la propuesta del vicepresidente Pablo Iglesias de aprobar una renta mínima temporal hasta tenerlista a permanente. Una postura que choca con la del ministro de Inclusión y Seguridad Social, José Luis Escrivá, que solo concibe aprobar una permanente.

Directo | Así avanza la lucha contra el coronavirus

Otra de las reivindicaciones que ven «imprescindible» abordar, aunque en este caso una vez que haya pasado la crisis, es el cambio de modelo productivo del país, que depende en exceso de un sector estacional como es el turismo, que ahora se ha visto especialmente castigado, para dar una mayor relevancia a la industria, que trae un modelo laboral más consolidado.

«Hay que revisar en profundidad el modelo laboral español, con tasas altísimas de precariedad y temporal, que lleva a una destrucción masiva de puestos de trabajo» cuando vienen momentos económicos complicados, aseguró el líder de CC OO.

Leave a Reply