El ciclista holandés Jakobsen se encuentra en coma inducido tras una brutal caída masiva

El holandés Fabio Jakobsen se encuentra en coma inducido a consecuencia de la durísima caída que se produjo en el esprín final de la primera etapa de la Vuelta a Polonia que finalizó en Katowice. El accidente se produjo cuando el también holandés Dylan Groenewegen (Jumbo-Visma) y Jakobsen (Deceuninck Quick Step) pugnaban por la victoria. Groenewegen se impuso tras cerrar el espacio por el lado derecho a Jakobsen, que chocó contra las vallas incluso con una persona de manera muy violenta. A continuación cayeron varios corredores más.

[embedded content]

Al salir despedido, Jakobsen impactó con el arco de la meta y una persona de la organización. El ciclista holandés, de 23 años, fue atendido de urgencia por varios médicos y fue trasladado a un hospital intubado y en coma inducido. La caída implicó a muchos ciclistas, muchos arrollados por las bicicletas de los compañeros que no los pudieron evitar, algunos chocando y saltando por encima de las vallas y la publicidad. El director del Deceuninck Quick Step, Patric Lefevere escribió a través de las redes sociales que la acción de Groenewegen “fue criminal”. Entre los perjudicados por la caída masiva estuvo el español Edu Prades, que se encuentra bien. Su equipo, Movistar, indicó que el tarraconense sufre un golpe en la zona de la escápula y una herida en la espalda.

Poco después, el jurado de la carrera declaró ganador de la etapa a Jakobsen tras descalificar a Groenewegen. La etapa, de 195 kilómetros, se disputó entre Chorzow y Katowice. La carrera finaliza el domingo.

Leave a Reply