El Betis crece y derrota al Valladolid desde la solidez

El Betis de Pellegrini sumó su segunda victoria consecutiva. Derrotó a un rival, el Valladolid, que se vio sorprendido por la impetuosa salida del conjunto verdiblanco, al que el chileno le ha dado la vuelta como un calcetín. Al menos en los dos primeros partidos de LaLiga, que tiene un recorrido larguísimo. El Betis que construye el chileno mantiene algunas señas de identidad, como el gusto por la posesión del balón, pero parece que ha aprendido a competir desde una evidente mejora en la intensidad y el orden defensivo. El Betis, ahora, presiona de manera intensa en campo contrario y guarda mucho más el equilibrio que en el pasado ejercicio. Para que el Betis crezca como equipo resulta importante la aportación de futbolistas como Guido Rodríguez, que realiza un solvente partido en el centro del campo. Al lado del argentino emergió un gran William Carvalho, que culminó su excelente actuación con su primer gol como jugador del Betis. El Valladolid, un buen equipo y bien armado por la mano firme de Sergio, se vio sorprendido en el primer tiempo. Se echó en falta la tradicional competitividad del conjunto castellano, muy tocado, eso sí, después de que Jaime Latre pitara un penalti por mano de Óscar Plano en el minuto seis.

Fekir convirtió el penalti e hizo el 1-0. El Betis cuajó un primer tiempo espléndido, combinando el juego de toque con la rapidez en las transiciones, con futbolistas como Carvalho o Canales simplificando el juego y rompiendo líneas con una facilidad pasmosa. A los 18 minutos, Carvalho hizo el segundo tanto después de un gran lanzamiento desde fuera del área. Al internacional portugués le ha venido muy bien la llegada de Pellegrini. El técnico desveló el viernes una conversación con el propio Carvalho que por lo visto ante el Valladolid ha tenido su fruto. Con la solidez de Guido, el fútbol de Carvalho y las conducciones de Canales, el Betis se imponía con enorme solvencia al Valladolid, sin apenas respuestas y tocado por las lesiones, como la de Moyano.

El equipo castellano mejoró en la segunda mitad. Se hizo con el balón, aunque también porque el Betis ofreció una imagen desconocida hasta el momento. El equipo bético se replegó y fio la construcción de su victoria desde una visión práctica del fútbol. Los centrales, Mandi y Bartra, han mejorado, y si el Valladolid se encontraba con posibilidades chocaba con las prestaciones de Bravo, otro futbolista al alza en este nuevo Betis. El choque se fue diluyendo sin que el equipo castellano tuviera jamás opciones reales de, al menos, acercarse al empate. Los andaluces gozaron de alguna opción al contragolpe para meter ese tercer gol que los hubiera colocado como líderes en solitario. No llegó. El Betis se tendrá que conformar con ser colíder junto al Granada tras sumar dos triunfos y no recibir ni un gol contra Alavés (0-1) y Valladolid (2-0). Poder andaluz en LaLiga.

Leave a Reply