Vildoza lidera el triunfo del Baskonia ante el Valencia

Luca Vildoza, MVP del título de Liga del Baskonia conquistado hace tres meses, retomó su papel resolutivo en la primera jornada de este curso. El argentino decidió el triunfo del conjunto de Ivanovic sobre el Valencia con un triple desde el rincón de la pista a falta de un segundo (76-73). Los de Ponsarnau pagaron su falta de dureza en el tramo inicial y no llegaron a tiempo. El campeón ganó a uno de los grandes aspirantes.

Se medían en Vitoria los dos únicos equipos capaces de romper el duopolio Madrid-Barça en esta década y los dos grandes candidatos, por el caché de sus proyectos, a volver a hacerlo. La reedición de la semifinal excepcional disputada en junio. Comenzó mandando el Baskonia impulsado por el doble motor Henry-Vildoza y endurecido por la productividad de Rokas Giedraitis. Van Rossom tardó en activar a los suyos y el Valencia perdió el paso antes del descanso ante una defensa más intensa y voraz (42-29, m. 19). Sin embargo, aparecieron los triples de Prepelic para respaldar el trabajo de Dubljevic y reenganchar al conjunto taronja al final de tercer cuarto (58-55). Se atascó el ataque baskonista y, tras cinco minutos sin anotar, cambió el aire del encuentro. Se instauraron las apreturas hasta el final. Van Rossom colocó el empate desde el tiro libre (73-73) a falta de 8 segundos. Pero Henry cruzó la pista y se sacó de la manga una asistencia tan genial como temeraria para que Vildoza resolviera.

Acto seguido, en el Palau, el Barça de Jasikevicius superó con apuros a otra versión vibrante del San Pablo Burgos para apuntarse el primer triunfo ligero (89-86). Los puntos de Mirotic y Abrines (22 por barba) y la completa actuación de Oriola (20 puntos y 11 rebotes) superaron la producción de Benite y Horton. Una discutible falta en ataque pitada a Jasiel Rivero, por un bloqueo sobre Abrines en el ataque en el que el cuadro burgalés buscaba la prórroga, resolvió la intriga competitiva y motivó la expulsión de Peñarroya al acumular dos técnicas por protestar a los colegiados. El dominio en el rebote (43-22) cimentó el triunfo azulgrana en un día gris de Calathes en la dirección (7 puntos, 3 asistencias y 6 pérdidas). La entrega coral del San Pablo quedó registrada en la honrilla de la valoración final (93-94). El triunfo que sube a la clasificación, el primero de la era Jasikevicius, se lo apuntó el Barça.

En la jornada matinal, en el WiZink Center, el Manresa de Pedro Martínez se impuso a domicilio al Estudiantes (84-88). No le bastó al conjunto colegial con la notable actuación del prometedor Dovydas Giedraitis. El escolta lituano de 20 años, formado en la cantera del Ramiro desde 2017, fue el máximo anotador del partido, con 17 puntos (ocho en el último cuarto) y un cuatro de cinco en triples. Pero pesó más la experiencia de Rafa Martínez (16 puntos en 14 minutos) y la pujanza de Guillem Jou (24 de valoración) para decidir el ajustado triunfo manresano. Mucha más holgura hubo en el poliesportiu d’Andorra donde el Morabanc arrasó al UCAM Murcia (84-66). Clevin Hannah lideró al cuadro local, con 16 puntos y siete asistencias, ante un rival en el que apenas mantuvo el tipo el estadounidense Conner Frankamp. El lustroso fichaje del UCAM, que llega con el cartel máximo anotador de la Liga griega en su segundo año en Europa, debutó en la ACB con 19 puntos. En Santiago, el encuentro aplazado del sábado al domingo entre Obradoiro y Fuenlabrada finalizó en la frontera de la media noche con triunfo local (101-82). El equipo de Moncho Fernández impuso su constancia en el tramo final con un parcial de 32-13 en el último cuarto. Birutis (27 puntos, 11 rebotes y 41 valoración) y varias acciones decisivas de Albert Oliver, debutante en Fontes do Sar a los 42 años, decantaron la balanza para el conjunto gallego.

Leave a Reply