Sánchez y Ayuso buscan un ‘alto el fuego’ para tratar de frenar el avance del virus

Isabel Díaz Ayuso, el viernes durante el anuncio de las restricciones para contener el coronavirus en Madrid.
Isabel Díaz Ayuso, el viernes durante el anuncio de las restricciones para contener el coronavirus en Madrid.R4969 Juan Carlos Rojas / GTRES

La desbocada transmisión comunitaria en Madrid ha forzado, tras meses de discordia, un alto el fuego entre Pedro Sánchez e Isabel Díaz Ayuso. El presidente del Gobierno y la presidenta de Madrid se reunirán este lunes en la sede de la Comunidad con un mensaje común de unidad y colaboración. Sánchez ofrecerá todos los recursos necesarios del Estado, pero recordará que la gestión sanitaria de la pandemia es de Díaz Ayuso. La dirigente del PP, que se niega a pedir el estado de alarma, insistirá en hacer corresponsable a Sánchez.

Nadie augura una paz duradera, pero el descontrol del coronavirus en Madrid, que seis meses después vuelve a ser el epicentro de los contagios, se ha convertido ya en una cuestión de Estado. La situación es tan grave —la región tiene un tercio de los nuevos casos, de los ingresos y del número de fallecidos mientras la presión hospitalaria no se detiene: los pacientes con coronavirus ya representan el 22% en Madrid frente al 8,7% estatal— que Sánchez mantendrá con Díaz Ayuso su primera reunión bilateral con un presidente autonómico desde el inicio de la crisis. Una petición que la presidenta de Madrid ha solicitado de manera recurrente desde mayo, incluso en las conferencias de presidentes semanales durante el estado de alarma.

La cita será en la Puerta del Sol. No en La Moncloa. De esta manera el Gobierno quiere remarcar, el día que entran en vigor las restricciones en la región, más tardías y laxas que las de otras autonomías, tanto su compromiso como que las competencias son de Madrid. “No voy a tutelar, a juzgar ni a sustituir a nadie. Iré a ponerme al lado de la presidenta”, dijo Sánchez el sábado en La Sexta.

Los gabinetes de ambos han dedicado el fin de semana a rebajar la tensión acumulada. Los esfuerzos de Iván Redondo y de Miguel Ángel Rodríguez, los jefes de gabinete de los líderes, se han encaminado a que la cita sirva para reforzar la cooperación y doblegar la curva. Desde ambos Gobiernos señalan que, a tenor de las negociaciones previas, la cita debería ir muy bien. Pero las suspicacias en el PP y en el PSOE son enormes.

“La estrategia del Gobierno es que Madrid claudique y declare el estado de alarma”, afirmaba este domingo el consejero de Sanidad, Enrique Ruiz Escudero, en la portada de Abc. “Al frente de Madrid no hay coherencia, claridad ni seriedad. ¡Que ejerzan sus competencias! Tienen que asumir su responsabilidad con la colaboración del Gobierno”, contrapuso Adriana Lastra, vicesecretaria general del PSOE.

La número dos de los socialistas detalló los recursos económicos, rastreadores militares y otras unidades del Ejército para tareas de desinfección que se han puesto a disposición de Madrid. Su Ejecutivo es el que más se ha beneficiado del fondo autonómico de 16.000 millones no reembolsables: de los 8.000 que ya se han repartido ha obtenido 1.787. Le sigue Cataluña, con 1.583. “Díaz Ayuso dice que no tiene los recursos necesarios y anuncia una bajada de impuestos… ¿Qué pretende con los millones que ha dado el Gobierno, ahorrárselos?”, se preguntó Lastra.

Leave a Reply