Miguel Bosé y su ex Palau se ven por fin las caras en el juzgado

Miguel Bosé y su expareja Nacho Palau se verán las caras este lunes el Juzgado número 4 de Pozuelo de Alarcón (Madrid), donde se celebra la vista oral del juicio para establecer la filiación de sus cuatro hijos en común. En principio está previsto que el cantante acuda, ya que está citado y el juez podría declararlo en rebeldía si no comparece. Otra cosa es que se acoja a las restricciones de movilidad dictadas por la covid y haya solicitado declarar por videoconferencia. Algo que su ex, quien mantiene que acudirá en persona, desconoce.

El fallo podría sentar un precedente en materia de Derecho Civil para muchas parejas que se encuentran en la misma situación. El cantante y el escultor valenciano, a pesar de haber mantenido una relación sentimental durante 26 años, no llegaron a formalizar su unión legal, y ni siquiera se inscribieron como pareja de hecho. Algo que ahora tendrán que probar durante el juicio.

A eso se une que la gestación subrogada no está permitida en España y, por tanto, no existe regulación al respecto. En 2011, Bosé y Palau se convirtieron en padres de los mellizos Diego y Tadeo e Ivo y Telmo. Los pequeños tienen ahora diez años y son fruto de dos gestaciones subrogadas que el cantante y el escultor tramitaron en 2010 por separado.

Diego y Tadeo son hijos biológicos del cantante; e Ivo y Telmo de Palau. Cuando en 2017 la pareja se separó, cada uno se quedó con sus hijos, el cantante se marchó a México y el escultor tuvo que regresar a Chelva (Valencia), su localidad natal. Como la justicia es lenta, la expareja consiguió llegar a un acuerdo temporal por el que los cuatro hermanos pudieron pasar unas semanas juntos durante las vacaciones de verano, tras más de un año sin verse. Hablaban por videoconferencia los fines de semana.

«Un proyecto de familia»

«Lo que pido es el reconocimiento de que mis cuatro hijos son hermanos. Fue un proyecto de familia que hicimos entre Miguel y yo. Se rompe y es entonces cuando surge el problema. Para mí, los cuatro son hijos míos. Los he deseado, los he recibido desde que llegaron al mundo, les he dado biberones, cuidados. Hemos sido una familia», ha comentado Nacho Palau a Vanitatis.

Asegura que con esto no busca dinero para él, sino que sus cuatro hijos tengan las mismas oportunidades, ya que han crecido como si fueran hermanos de sangre y su poder adquisitivo no es el mismo que el del cantante. De hecho, desde que Palau regresó a Valencia se ha tenido que buscar la vida, primero en el campo, y recientemente como cocinero en una residencia de ancianos.

El propio cantante ha compartido imágenes de los cuatro en sus redes sociales y él mismo reconoció en alguna entrevista tener cuatro hijos. Lo que hasta entonces había ocultado era tener una pareja estable. Algo que quedó al descubierto en octubre de 2018, cuando los representantes legales de Palau emitieron un comunicado en que desvelaban su larga relación, a la vez que anunciaban las acciones judiciales necesarias para proteger los intereses de sus hijos menores.

Veremos cuál es la estrategia legal del cantante, que no se ha pronunciado al respecto y que precisamente no atraviesa por su mejor momento ni personal ni profesional, además de haber cerrado sus redes sociales tras la polémica por sus posturas negacionistas sobre la pandemia.