Muere Joaquín Soler, alcalde durante 24 años y referente del PP en L’Horta Nord

Joaquín Soler Garibo, histórico dirigente del Partido Popular en la Comunitat, fue despedido ayer, alrededor de las cinco de la tarde, por sus seres queridos. Alcalde de Massalfassar durante 24 años, diputado provincial y también autonómico durante tres legislaturas supo convivir con los diferentes liderazgos de la formación sin alinearse en aquellas irreconducibles relaciones entre campistas y zaplanistas. Soler fue uno de los precursores de la recuperación del PP en la comarca de l’Horta Nord junto a localidades como Museros y Rafelbunyol. Quienes le conocen recuerdan cómo en las últimas elecciones a las que se presentó, las de 2011, las ganó pese a que estaba ingresado en el hospital. Fueron sus compañeros quienes le hicieron toda la campaña. Soler tenía dos hijos: Luis y Ximo, y un nieto de este último. Su mujer se llama Elvira. Era un hombre llano, sencillo, muy valencianista, apuntan sus amigos, y que demostraba gran interés por los problemas de sus allegados. Nunca dejó de ser agricultor y era el enlace de los populares con la Asociación Valenciana de Agricultores (AVA).

Una de sus grandes pasiones era la pilota. No solía faltar los martes al trinquet de su municipio. Esta pasión la compartía con los toros, gran aficionado de la fiesta y seguidor de Enrique Ponce.