PP y Vox logran congelar para 2021 el sueldo de los parlamentarios en las Cortes

La presidenta del Congreso, la socialista Meritxell Batet, al llegar a la Mesa de la Cámara este martes con los dos representantes del PSOE en el órgano.
La presidenta del Congreso, la socialista Meritxell Batet, al llegar a la Mesa de la Cámara este martes con los dos representantes del PSOE en el órgano.Zipi / EFE

Los diputados y senadores verán congelados sus sueldos en los Presupuestos Generales del Estado diseñados para 2021. La propuesta de actualización de esos salarios conforme a lo previsto como en los últimos años para los funcionarios de la Administración General del Estado, en este caso del 0,9%, fue bloqueada este martes en las Mesas de ambas cámaras a propuesta del PP y de Vox, que han logrado así una victoria política simbólica sobre un asunto siempre polémico como es el sueldo de los políticos. Los representantes de la derecha, PP y Ciudadanos, y de la extrema derecha, Vox, han justificado esa medida por la “inoportunidad” del momento, en plena segunda ola de la pandemia. La subida sí se aplicará para los funcionarios de las Cortes. PSOE y Podemos han aceptado la medida después de otro farragoso debate político sobre el sentido de la votación.

Nunca es un asunto menor cualquier discusión o votación que ataña al sueldo de los parlamentarios en España. En los últimos años, también desde los tiempos en que la presidencia de las Cortes la ostentaba el PP, los salarios de diputados y senadores se actualizaban anualmente según el alza prevista en los Presupuestos del Estado para los funcionarios. Los parlamentarios cobran de base entre 4.000 y 5.000 euros al mes, según sean de Madrid o de provincias. Luego pueden disponer de algunos pluses añadidos si son, además, portavoces o miembros de las mesas de distintas comisiones.

La revisión para 2021 debía abordarse en las Mesas del Congreso y Senado que se celebraron este martes, pero la polémica se desató ya en la Cámara alta cuando el PP rechazó esa actualización, con el argumento de que la pandemia no hacía aconsejable esa subida para la clase política. La discusión fue captando adeptos en el Senado y al final hasta el representante en su mesa del PNV, normalmente aliado de la mayoría progresista formada por el PSOE y Unidas Podemos, también se mostró en contra en este ejercicio de ese incremento. Los demás partidos, incluido el PSOE, se sumaron a esa idea. Y el debate se trasladó inmediatamente al Congreso, donde suele tener más resonancia.

PP y Vox indicaron así en la Mesa del Congreso que se oponían a esa subida salarial de los diputados, prevista en el proyecto de presupuestos de la Cámara baja elaborado en principio por los servicios técnicos. El presupuesto perfilado y finalmente aprobado asciende a 97.106.572 euros, con un alza del 6,02% con respecto al de 2020 y del 11,64% sobre el de 2008, que fue prorrogado en los dos últimos ejercicios. La disputa se desbocó dentro de la Mesa cuando Vox y PP expresaron su opinión en contra de que la subida del 0,9% programada para los funcionarios se extendiera a los diputados, como ha sucedido en los últimos años. Las versiones de lo sucedido a partir de ese momento difieren, según qué partido la ofrezca.

Vox y PP aseguran que la primera reunión de la Mesa celebrada este martes a primera hora votó la propuesta sobre el aumento de sueldo a los diputados y afirman que PSOE y Unidas Podemos la aceptaron. Los mismos partidos indican que después el encuentro se suspendió para acudir todos a la Junta de Portavoces y que, ante la polémica descubierta, los dos socios de Gobierno reconsideraron su posición, rectificaron y asumieron la congelación salarial. El portavoz de Unidas Podemos, Pablo Echenique, precisó sin embargo que en la primera reunión de la Mesa se abordó la discusión del asunto, no se terminó y tras la Junta se retomó el debate en otra Mesa que finalmente acordó paralizar esa subida. Echenique indicó que su formación nunca ha respaldado subir el sueldo a los políticos y que están incluso a favor de bajarlos.

La actual vicepresidenta segunda del Congreso, la popular Ana Pastor, expresidenta de la Cámara, se quiso apuntar el tanto de esa congelación y señaló en su Twitter: “Hoy he votado en la Mesa del @Congreso_Es en contra de la subida del sueldo a los diputados. En un momento como éste sería una vergüenza, dada la situación que están viviendo los españoles”. Ciudadanos no está representado en la Mesa del Congreso pero su portavoz adjunto, Edmundo Bal, sí avanzó que ese partido está siempre en contra de este tipo de propuestas y menos aún ante un momento de “desafección tan grande” de los ciudadanos con los políticos.

Leave a Reply