Ribó anuncia un plan de reforma del litoral, 15 carriles bici, mercados y ayudas a discapacitados

Media docena de iniciativas destacó el alcalde Ribó antes del discurso denso y largo que ofreció ayer en el hemiciclo. La revisión de la fachada litoral fue la primera, tanto del paseo marítimo situado al norte del puerto como de las playas del sur, enclavadas en el parque de la Albufera. De estas últimas dijo que necesitan 28 millones de euros de inversión, mientras que las primeras están pendientes de una negociación con la Demarcación de Costas. La voluntad del gobierno municipal es transformar por completo la zona peatonal construida en los años 90.

Entre los proyectos destacó la implantación de 90 puntos de wifi gratuitos en la vía pública, así como la construcción de 15 carriles ciclistas. De estos, habló de emplazamientos como la avenida del Cid, General Avilés, Maestro Rodrigo y avenida Burjassot. También Cardenal Benlloch, Peset Aleixandre o Gascó Oliag.

También habló de introducir en las ayudas de ‘Menjar a casa’ mil plazas para discapacitados, una novedad dado que ahora este servicio se limita a mayores. El primer edil dio mucha importancia a la cesión de un solar al Consejo Superior de Investigaciones Científicas para la construcción de un Centro de Imagen Molecular, en una zona próxima al campus de Tarongers.

Entre las iniciativas que pretende abordar el próximo año, se encuentran dos nuevos mercados de proximidad, lugares donde los agricultores del área metropolitana pueden vender sus productos. «Defendemos el comercio de proximidad y por eso queremos hacerlos en Malilla y Benimaclet», dijo. Aseguró que pese a la «pandemia del coronavirus este Ayuntamiento no ha parado en ningún momento como han podido comprobar. En todas las situaciones hemos dado respuesta a los graves problemas que se iban planteando», para rechazar pruebas PCR masivas entre la población, siguiendo así las recomendaciones de Sanidad.