Nuevas restricciones a la espera del toque de queda

Mientras el Consell espera la validación del Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana (TSJCV) para poder instaurar el toque de queda entre las doce de la noche y las seis de la mañana, la Comunitat deberá aplicar varias restricciones, algunas de ellas nuevas, acordadas en el Consejo Interterritorial de Salud a nivel nacional y que varían dependiendo del nivel de alerta sanitaria de cada territorio.

Según los criterios establecidos en dicho documento, la región valenciana se encuentra en el nivel dos, donde algunas de las medidas más destacadas son la reducción de aforo al 50%, la recomendación de permanecer en el domicilio, evitar viajes que no sean esenciales y vetar el consumo en barra -cabe recordar que la semana pasada ya se restringió su uso y ahora queda totalmente prohibido-, entre otras limitaciones y recomendaciones.

La hostelería critica la falta de previsión para controlar botellones y fiestas clandestinas y teme las pérdidas económicas

Más límites: Cerrar el consumo en barra

La prohibición del consumo en barra es una de las medidas que contempla el documento nacional para los territorios que se encuentren en el nivel dos. Junto a esta prohibición, se siguen manteniendo otras más básicas como asegurar la correcta ventilación de los espacios interiores, hacer uso de la mascarilla cuando no se esté comiendo nibebiendo y la eliminación de los servicios ‘self-service’ o bufet.

Puig activa un confinamiento nocturno de seis horas hasta el 9 de diciembre

Grupos más pequeños: Seis personas por mesa

Tanto en bares y restaurantes, así como en otros espacios como casinos, bingos, salones recreativos, entre otros, la ocupación máxima por mesa será de seis personas. Además, se debe garantizar la distancia de al menos dos metros entre sillas de diferentes mesas. Por lo que respecta a las terrazas, el aforo del exterior se limita al 75% con grupos de clientes separados y sentados y de un máximo de 10 personas.

Aforo: Reuniones reducidas

El aforo en establecimientos de cualquier índole se reduce al 50%. Es decir, no sólo se establece esta limitación en bares, restaurantes y cafeterías, también se aplica en centros recreativos de mayores -hogares del jubilado- y de jóvenes -ludotecas, centros de ocio juvenil…-, en instalaciones y centros deportivos -fuera del ámbito regulado por el Consejo Superior de Deportes-. También se aplica a locales comerciales, academias y centros de formación no reglada. Sin embargo, para espacios culturales como cines, teatros, auditorios y bibliotecas, el aforo es del 75%.

Los casos en los que se puede salir a la calle durante el toque de queda en Valencia

Entre comunidades: Movilidad para lo esencial

El Gobierno recomienda que se limiten los viajes no esenciales fuera de la unidad territorial evaluada. Además, añade algunas medidas que lleva tiempo aconsejando como fomentar al máximo el teletrabajo y favorecer turnos escalonados en trabajos que requieren actividad presencial.

Velatorios: Máximo de 30 personas

En los velatorios, se limita también el aforo al 50% en espacios cerrados, permitiendo un máximo de 30 personas y siempre que se pueda garantizar la distancia de seguridad. No obstante, no hay limitación en espacios abiertos siempre que se pueda garantizar la distancia de seguridad.

Bodas y celebraciones: Capacidad al 50%

Las ceremonias no podrán superar el 50% de aforo en espacios cerrados, con un máximo de 30 personas, al igual que en los velatorios. Del mismo modo, no hay limitaciones al aire libre si se garantiza la distancia de seguridad. Además, el documento añade la recomendación de ofrecer servicios telemáticos o por televisión de los ritos y cultos.

Centros sociosanitarios: Valorar el límite de las visitas

En los centros sociosanitarios, se deben limitar las visitas. En estos espacios, donde se incluyen los centros de día y de discapacitados, se indica que se deberá valorar la limitación de aforos salvo necesidad justificada de mantener la actividad.

La Comunitat Valenciana suma diez muertos más y 1.060 nuevos contagios de coronavirus

Eventos: Deporte de base permitido

Se permiten eventos deportivos no profesionales no federados, siempre que se garanticen las medidas de distancia e higiene y prevenció. El aforo del público es del 50%.

Ámbito social y familiar: Permanecer en el domicilio

Se recomeienda relacionarse en burbujas sociales estructuradas en grupos de convivencia estable (GCE). Las reuniones deben ser de hasta un máximo de 10 personas y se recomienda permanecer en el domicilio.

Estas restricciones suponen un varapalo especialmente para el sector de la hostelería, sobre todo el toque de queda planteado por el Consell. El presidente de la Federación Hosteleria de Valencia y CONHOSTUR, Manuel Espinar, indica que la aplicación del toque supondría un recorte más en el horario de las actividades de la hostelería que «va a impactar de forma directa en el servicio de cenas», y que de forma probable «ocasionará de forma inmediata la cancelación de reservas o incluso la imposibilidad de realizar eventos como bodas ya previstos en el horario vigente actual». No obstante, entiende que la medida sea necesaria pero siempre y cuando tenga un horizonte temporal concreto. «Seguimos reivindicando la situación que vive el subsector de ocio con los negocios cerrados desde hace meses y que en urge una solución y un plan de rescate y de ayudas directas a los empresarios y autónomos que se encuentran en esta situación», añade.

Por su parte, el presidente de la Confederación de Empresarios Turísticos, Luis Martí, señala que el toque de queda desde las doce de la noche hasta las seis de la mañana «en este contexto es razonable». No obstante, insiste en «la necesaria compatibilidad entre salud y economía, ya que van de la mano».

Asimismo, desde la Coordinadora de la restauración de barrios de Valencia, critican «la falta de previsión, medios y/o medidas para controlar los principales focos de contagio, como son los botellones, fiestas clandestinas y reuniones sociales descontroladas». Según indican, estas situaciones son las que han dado lugar al «confinamiento» nocturno y su consecuente repercusión económica. «Sabemos que estamos en una situación sanitaria compleja y queremos estudiar bien las medidas», añaden.