España golea a República Checa y acaricia la Eurocopa de 2022

Navega España viento en popa a toda vela hacia la Eurocopa de Inglaterra 2022. Tras vapulear en septiembre a Moldavia por 0-9 en Chisináu, en el primer test de la selección en más de medio año, este viernes ha goleado a República Checa (4-0) en el estadio de La Cartuja ante 800 espectadores en 90 minutos formidables. Lola Gallardo, portera titular hoy por la lesión de Sandra Paños, no tuvo ni que hacer una parada. Una noche tan plácida en Sevilla para la guardamenta como para el resto de la selección, que con el trío del Barça en el medio del campo —Patri Guijarro, Alexia Putellas y Aitana Bonmatí— sometió a las checas desde el principio. En el segundo 55 del partido, Putellas filtró un pase preciso a Esther González. La delantera del Levante, que se incorporó a la concentración tras la baja de Jenni Hermoso, cabeceó al palo derecho de Votikova. La pelota recorrió la línea de cal hacia el otro palo, pero terminó en el fondo de la red. Un gol antes de que se cumpliera el primer minuto y una distancia oceánica para República Checa.

La Roja, superior en todas las facetas a su rival, se consolida con el triunfo en la primera plaza del grupo D con 13 puntos a pesar de haber disputado un encuentro menos que la segunda clasificada, Polonia (11), y que las propias checas (10). Con tres partidos por jugar —en casa ante Moldavia y Polonia y a domicilio ante Azerbaiyán—, la selección acaricia la Eurocopa de 2022. Solo un accidente mayúsculo —Azerbaiyán aún no ha sumado un punto y Moldavia tiene tres— impediría la presencia en el torneo continental.

La selección dirigida por Jorge Vilda comenzó el partido con su canon futbolístico habitual: presionó cada vez que perdió el balón en campo contrario como si le fuera la vida en ello y encontró huecos en cada ataque con el juego de posición. Tras el gol tempranero de Esther González, Patri Guijarro amplió la diferencia en el minuto 25. Recibió el balón en el medio campo, se fue de su rival y avanzó sin oposición hasta el borde del área. Golpeó el cuero con la pierna derecha y lo clavó en la misma esquina de la portería checa. Solo diez minutos después, Aitana Bonmatí marcó otro golazo, una volea con la pierna izquierda desde dentro del área tras un mal despeje de la defensa rival.

Sin mecanismos defensivos para parar el ataque de España ni recursos técnicos para quitarle el balón, el partido fue una pesadilla para República Checa, que ya en Praga, en octubre de 2019, recibió un 1-5 de las de Jorge Vilda. Encajonadas en su campo, las centroeuropeas también vieron pasar sin respuesta la segunda mitad, en la que Alexia Putellas regaló un gol de postal. En el minuto 51, en el vértice derecho del área, dejó sentada a Vystenjnova con un caño. La defensa checa le hizo falta. Dos minutos después, la centrocampista empalmó una volea formidable. Tras un rechace, golpeó la pelota a media altura en el borde del área y la envió a la escuadra derecha de Votikova para hacer el cuarto. Al minuto siguiente, Putellas siguió con su show y filtró un pase clínico para Mariona Caldentey entre dos defensas checas. La delantera se quedó en un mano a mano ante la guardameta, pero erró en la definición.

España, ante un rival muy inferior, no notó el regimiento de bajas en la convocatoria, con titulares habituales como Lucía García, Jennifer Hermoso, Sandra Paños o Leila Ouahabi lesionadas. Tampoco pudieron acudir a la concentración por problemas físicos Ona Batlle, Amanda Sampedro y Alba Redondo. Con los tres puntos en el bolsillo, Vilda hizo debutar a dos jóvenes talentosas: la centrocampista de la Real Sociedad Nerea Izaguirre, de 20 años, y la delantera del Dépor Athenea del Castillo, de la misma edad. Con el encuentro decidido, ver su estreno fue la novedad de la segunda parte en un partido formidable de España en la plácida noche de Sevilla, con 18 grados a pleno 23 de octubre y a medio paso de distancia de la Eurocopa de 2022.

Leave a Reply