Merkel insiste en su llamamiento a reducir contactos y renunciar a fiestas y viajes

La canciller federal, Angela Merkel, insistió hoy en su llamamiento a la población de Alemania a reducir contactos, renunciar a fiestas y viajes y observar religiosamente las reglas y normas dictadas para combatir la epidemia de coronavirus ante el creciente número de infecciones en este país. «Hoy es más urgente aún» lo dicho la semana pasada, «palabra por palabra», subrayó Merkel en su tradicional videomensaje y «podcast» de los sábados que cuelga en su página web de la Cancillería Federal.

«El dictado del momento es reducir los contactos personales. Encontrarse con mucha menos gente», señaló la jefa del gobierno germano, quien advirtió de que el creciente número de contagios hace que las oficinas de sanidad tengan cada vez más problemas para rastrear las cadenas de transmisión del virus. La política conservadora destacó que «no somos impotentes» ante la enfermedad y que del comportamiento de los ciudadanos depende la rapidez de su propagación.

«Si todos nos comportamos, juntos superaremos el enorme reto que supone este virus», dijo Merkel. Al término de su nuevo mensaje virtual, la oficina de la jefa del gobierno federal repite el emitido hace una semana para subrayar que la canciller considera la actual situación de la pandemia sumamente grave. Merkel dijo entonces, entre otras cosas, que es necesario hacer todo lo posible «para que el virus no se propague de manera descontrolada» y apeló a la población a respetar las reglas de higiene, utilizar mascarillas y guardar la debida distancia física entre las personas.

La canciller federal apeló a los ciudadanos a reducir al máximo los contactos fuera de las personas del propio hogar y a renunciar a fiestas y viajes que «no sean realmente de obligación forzosa. Quédense, en la medida de lo posible, en casa, en su domicilio». Desde el sábado pasado la cifra de infecciones por coronavirus se ha duplicado prácticamente en Alemania.