Así se consigue entrar en el mundo del fútbol (sin que se note)

Aritz Aduriz, uno de los delanteros más importantes de la historia del Athletic Club, no acudió solo al traumatólogo la tarde en la que se enteró de que una artrosis en su cadera le impediría continuar jugando al fútbol. Lo acompañaban, en el pequeño consultorio del médico, el realizador audiovisual Gorka Bilbao y el director de fotografía Zigor Etxtebarria, que manipulaban dos cámaras. No había espacio para el sonidista de ese día, Nacho Ortúzar, que debió trabajar desde la puerta. Fue uno de los momentos más trascendentales de la vida del futbolista de 39 años. Una escena muy superior a la ficción en la que el jugador, en la intimidad con su médico, pregunta hasta cuatro veces si es necesario pasar por el quirófano y dejar de jugar al fútbol. Bilbao y su equipo tuvieron la primicia antes que el club y antes que la familia del propio Aduriz. Y luego, millones de espectadores de todo el mundo lo vivieron al lado del ídolo tras el estreno, en octubre, de la segunda temporada de Six Dreams, una serie documental de siete capítulos dirigida por el documentalista británico Justin Webster, que acompaña durante una temporada a seis protagonistas de LaLiga Santander: Aritz Aduriz (Athletic Club), Santi Cazorla (Villarreal CF), Borja Iglesias (Real Betis), Paco López (entrenador del Levante UD), Maheta Molango (ex-CEO del RCD Mallorca), Clemente Villaverde (consejero delegado del Atlético de Madrid, que pasó al Getafe CF en mitad de la temporada y cuyo lugar ocupó en el documental el director de Operaciones rojiblanco, Fernando Fariza).

¿Cómo se accede con este nivel de cercanía a un mundo al que es complicado acceder como el del fútbol? Webster, que se inició como reportero en el periódico londinense The Independent a principios de los años noventa y que luego se cruzó en la BBC con el mítico productor y periodista británico Nick Fraser para rodar documentales, no solo de fútbol, también de terrorismo, inmigración o política, da un avance: “Si los protagonistas y sus entornos son conscientes de la cámara, rápidamente se reprimen. Nos convertimos casi en monjes de clausura para evitarlo. Hay que estar para desaparecer”.

El sonidista Iñigo Azkue, que trabajó con el director Gorka Bilbao, con el Athletic Club y Aritz Aduriz para el documental Six Dreams, graba una de las escenas de la serie.
El sonidista Iñigo Azkue, que trabajó con el director Gorka Bilbao, con el Athletic Club y Aritz Aduriz para el documental Six Dreams, graba una de las escenas de la serie. Six Dreams

Un estilo de documental de observación que en el Reino Unido se conoce como fly-on-the-wall (que se podría traducir como flotar en la pared o incluso mosca en la pared) por la habilidad de la cámara para no ser percibida. Detrás de cada escena, suele haber tres enviados de Webster: un realizador, un operador de cámara y un sonidista.

Pero con los detalles técnicos no alcanza, claro. Cada uno de los seis protagonistas del documental tuvo un equipo de realización asignado. 40 personas trabajaron en total en la producción. Para Aduriz, Webster contó con el gernikarra de 46 años Gorka Bilbao, que tiene más de dos décadas de experiencia en el sector audiovisual. Bilbao realizó proyectos documentales en Euskadi como Jai Alai Blues (2015), sobre la pelota vasca en Estados Unidos, o Amerikanuak, sobre pastores vascos también en el país norteamericano (2020). Fue una buena carta de presentación para el goleador del Athletic Club. “Aritz sabía lo que hacíamos porque mira muchos documentales”, afirma Bilbao.

A mediados de 2019, el equipo de producción planteó al jugador, al departamento de prensa del Athletic y a otros directivos del club la idea de incluir a Aduriz en el documental. Ya lo habían hecho dos años atrás, para la primera temporada, con Iñaki Williams. “Aritz tenía muchos reparos porque nunca había hecho algo así y muchos periodistas me decían que allí no iba a poder entrar”, cuenta Bilbao. “Pero también sabía que era su última temporada y le tentaba mucho poder tener un recuerdo”. Poco a poco fue ganándose su confianza.

“Debes dejarle espacio, pero también hablar mucho con él. Si se estaba agobiando había que dejarlo estar, pero muchas veces él mismo proponía cosas”. Lo de la operación, Aduriz lo había visto en una película acerca de la recuperación del tenista escocés Andy Murray que había sufrido una lesión similar. “A él le inspiraba mucho y fue él quien nos descubrió ese documental”, admite Bilbao.

De derecha a izquierda, Gorka Bilbao, Zigor Etxebarria e Iñigo Azkue, el equipo de realización que siguió durante casi un año a Aritz Aduriz para la segunda temporada de Six Dreams.
De derecha a izquierda, Gorka Bilbao, Zigor Etxebarria e Iñigo Azkue, el equipo de realización que siguió durante casi un año a Aritz Aduriz para la segunda temporada de Six Dreams.

Al poco tiempo de comenzar a rodar, Aduriz aceptó llevar casi siempre un micrófono inalámbrico para que el equipo de Six Dreams pudiera estar más lejos y no interferir con el desarrollo cotidiano. “Lo habitual es utilizar una ‘percha’ [un palo con un micrófono grande que es sostenido encima de la escena por un auxiliar]”, explica Bilbao, “pero eso hace tu presencia muy evidente”. Llegaron a incorporar un micrófono incluso en la espalda de Aduriz en un partido contra el Granada CF. Durante casi toda la temporada, estuvieron con él tres veces a la semana. “Habrá terminado cansado de nosotros. Estábamos en todas partes”, reconoce.

Los guardianes de la información

El argentino Hernán Sanz, director de Comunicación del Villarreal CF desde 2009, asumió con naturalidad la propuesta del equipo de Webster: filmar el día a día del jugador más importante del club en esa temporada, Santi Cazorla. “Nosotros tenemos un discurso muy arraigado. Intentamos ser un club ambicioso. Estamos disputando competiciones europeas, pero hemos pasado por todas las categorías del fútbol regional. Somos una ciudad pequeña que se hizo grande y, a veces, parece que para ser un club grande tienes que ser hermético. Esa cercanía que propone Six Dreams con los aficionados cuadraba perfectamente con la filosofía del club”.

Sanz venía trabajando en ello con mucho impulso en las redes sociales y a través de la intimidad de la plantilla como cuando en el subcampeonato liguero de 2008 los jugadores (Diego Godín, Gonzalo Rodríguez o Robert Pires) cantaron la canción de Alcides, Violeta, en un vídeo que rápidamente se hizo viral. Contar para esta ocasión con un referente como Cazorla para mostrar el club a través de su figura era una oportunidad única. “Debimos hablarlo con el jugador para que entendiera el esfuerzo que iba a demandarle, exponer a su familia, a sus hijos, tener tres personas acompañándolo casi siempre, pero también con el cuerpo técnico de Javi Calleja para que estuviera de acuerdo. O te metes de lleno o no sirve”, explica el experto del Villarreal CF.

A medida que iba avanzando la temporada, con la confianza aceitada, el equipo de Six Dreams podía moverse casi libremente por las zonas comunes de la ciudad deportiva del Villarreal CF. Pero a Sanz, periodista de profesión, no se le pasó nada: “En momentos más delicados o en charlas técnicas sí que teníamos a alguien de nuestro staff encima de ellos”.

Webster valora la influencia de todos estos profesionales. “Tuvimos la suerte de tratar con gente que entendió de qué se trataba esto. Lo notas en el resultado”. Para convencer a todos los personajes tardaron cerca de seis meses. La labor de Melcior Soler, director del Área Audiovisual de LaLiga, fue fundamental. La organización deportiva busca estar más cerca del aficionado a través de estos contenidos. “Nos abrió muchas puertas”, destaca Webster.

El equipo de Six Dreams graba un almuero de Santi Cazorla tras un entrenamiento en la ciudad deportiva del Villarreal CF.
El equipo de Six Dreams graba un almuero de Santi Cazorla tras un entrenamiento en la ciudad deportiva del Villarreal CF. Villarreal CF

Con el transcurso de la temporada, algunos de los seis sueños a los que hace referencia el título del documental comenzaron a convertirse en pesadillas. Aduriz debe retirarse, Borja Iglesias no consigue alcanzar su mejor nivel, Maheta Molando sale del RCD Mallorca… Además, el coronavirus azotó a todo el planeta y detuvo la actividad en marzo, en pleno rodaje. En varios capítulos de la serie se aprecia cómo va evolucionando la percepción que hay de la pandemia en el mundo del fútbol y la reacción de la competición, su esfuerzo y su trabajo para garantizar a través del protocolo covid la seguridad de los clubes, sus jugadores y otros trabajadores.

Webster agradece haber podido hablar del fracaso en este documental porque es lo normal, porque al final “el torneo lo gana uno y lo pierden 19”. De vez en cuando para explicar su pasión por el fútbol cita a Richard Ford [escritor estadounidense, autor de la novela El periodista deportivo]: “El deporte es un paradigma de la vida porque si no fuera así a nadie le importaría un carajo”.

Otros momentos imperdibles de Six Dreams

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.