El Balonmano Algemesí se sitúa segundo tras lograr la primera victoria como local

Primer triunfo como locales de los pupilos de Eduardo Palomar. El CB Maristas Algemesí, en uno de los partidos con más acierto goleador, consiguió doblegar a la Peña Deportiva El Capricho, que solamente apretó en los minutos finales para maquillar el luminoso, que terminó reflejando un 30-27 a favor del conjunto ribereño.

El encuentro empezó muy bien para los locales, muy centrados al contraataque y sacando rendimiento ofensivo. Además, el conjunto ribereño también se mostraba compacto en la zona defensiva y transmitiendo seguridad. Al descanso, el dominio del conjunto groguet era un hecho y prueba de ello lo demostraba que el resultado reflejaba un 16-13.

En la segunda parte, hasta el minuto 10, el Maristas continuaba con una buena dinámica y seguía pisando el pedal del acelerador hasta obtener una ventaja máxima de 8 goles de diferencia.

Finalmente, y a pesar de una actuación arbitral discutible según el entrenador de Maristas, en los compases finales el elenco ribereño logró los dos puntos ganando al conjunto balear y sumando así la primera victoria en su feudo. Al final, el resultado, 30-27.

A destacar la gran actuación del portero juvenil del Maristas y el recital goleador de Carlos Esquer y Raúl Gascó, con 7 goles cada uno.

Los amarillos se sitúan así segundos en la clasificación de la Primera Estatal de Balonmano, la tercera división. Sólo por delante está el Agustinos Alicante, que suma cuatro victorias en sus cuatro encuentros, por lo que el Marista está a un punto, tras un empate y tres victorias. Les siguen de cerca el Levante Marni o Fertibera Puerto de Sagunto.