El «modelo turco» de confinamiento que propone Cataluña

Cataluña es una de las regiones con mayor incidencia del coronavirus durante esta segunda oleada de la pandemia. Por ello, la Generalitat catalana pidió fue una de las que pidió al Gobierno de Sánchez decretar el estado de alarma para poder endurecer las medidas anti-Covid.

Una de las retricciones más consistentes es un confinamiento que siga el «modelo turco», es decir, confinar a toda la población durante los fines de semana. «Es un escenario que está sobre la mesa, el fin de semana es cuando hay más interacción social«, apunta la consellera de Presidencia y portavoz del Govern catalán, Meritxell Budó.

El BOE del estado de alarma que decreta el toque de queda y otras medidas

«Tenemos que evitar el confinamiento total del mes de marzo a no ser que sea estrictamente necesario y sea la única opción. Por tanto, tenemos que ir explorando distintos escenarios y uno de ellos puede ser este», insiste Budó, en línea con la mano dura del Govern, que mantiene el cierre de la hostelería a las 21:00 horas aunque las últimas indicaciones del Gobierno permiten atrasarlo hasta medianoche.

En este sentido, el Ministerio de Sanidad ha reiterado su apoyo a las decisiones que va tomando la conselleria de Salut de la Generalitat de Cataluña, con medidas adaptadas a la evolución de la epidemia en Cataluña.

El confinamiento de 48 horas semanales se puso en marcha en Turquía el pasado mes de abril para tratar de frenar los contagios de coronavirus. Así, el «modelo turco» restringe la movilidad desde las 00.00 horas de la noche del viernes hasta las 00.00 horas de la noche del domingo.

El país de Oriente Medio activó esta medida para evitar un confinamiento total de la población, aunque lo compaginó con la prohibición de salir a la calle a personas mayores de 65 años y menores de 18 años.