El Atlético confía en la inspiración de Joao Félix ante el Salzburgo

Solvente en LaLiga, donde es el único equipo todavía invicto y solo ha encajado un gol, pero vapuleado la semana pasada por el incontenible Bayern en Múnich, el Atlético no puede fallar este martes ante el Salzburgo austriaco si quiere mantener intactas sus opciones de clasificación y no caer inmerso en una situación límite. El 4-0 sufrido en la capital bávara dejó a los rojiblancos colistas del grupo A, toda vez que el campeón austriaco y el Lokomotiv de Moscú igualaron en su partido.

Sin el apoyo de su público pero aun así fuerte en el Wanda Metropolitano, al Atlético le avala el reciente triunfo por 2-0 ante el Betis, que dejó buenas sensaciones en la segunda parte y permitió a los madrileños levantarse fuertes tras el varapalo de Baviera. El equipo de Simeone se agarra a los 21 partidos que encadena ya sin perder en la competición local de la regularidad y a esa tradicional fortaleza defensiva que, sin embargo, dejó en pañales el vigente campeón. Sin jugadores clave como Carrasco Diego Costa y seguramente Saúl, ausente por problemas musculares en los tres últimos partidos, seguro que Simeone apela al deseo de Joao Félix de reivindicarse tras haber sido suplente ante los verdiblancos de Manuel Pellegrini. «Los cambios forman parte de las decisiones como entrenador que tenemos que tomar en base a jugar siete partidos en 21 días», justificó Simeone tras el partido del sábado, destacando la dificultad de la concentración de encuentros en un año trastocado por la pandemia.

480 días después del anuncio de su fichaje, con aquel vídeo en el Museo del Prado de Madrid, Joao Félix no ha sido ni de lejos ese jugador determinante que se esperaba. Ha jugado 32 de sus 42 partidos oficiales como titular, de ellos solo ocho completos, y ha anotado diez goles. No es clave ni en el juego y en esa buena definición que le avalaba en el Benfica, donde promedió 0,46 goles por partido. Le falta regularidad, fue relegado al banquillo el curso pasado en los cuartos ante el Leipzig y fue uno de los señalados en Múnich por no meter el pie duro en la disputa con Kimmich que preludió el primer gol. Le tiene especiales ganas al Salzburgo, que le privó el 24 de abril de 2017 de la Champions juvenil al vencer en la final al Benfica (1-2). Precisamente, de los tantos de la remontada lo marcó Patson Daka, referencia goleadora actual del líder austríaco: 39 tantos en sus últimos 55 duelos. Y en el inicio de este curso doce dianas en diez encuentros.

El Salzburgo es un equipo peligroso, si bien el fútbol austriaco lleva muchos años en decadencia. Se presenta en el Metropolitano tras acumular cinco victorias consecutivas e imponerse el sábado por 2-0 al Austria de Viena. A priori, el equipo representativo de la bella y turística ciudad de Mozart debe disputarse con el Atlético la segunda plaza del grupo, aunque esa igualada en casa ante el Lokomotiv supone un tropiezo importante.

«El partido contra el Atlético hubiera sido un gran desafío para nosotros en circunstancias normales, pero su derrota por 4-0 con el Bayern no facilita nuestro trabajo», ha advertido el portero Cican Stankovic, que se teme a un rival herido. «El Atlético está un poco presionado justo después de su primer encuentro y querrá hacernos sentir eso», profundizó el técnico estadounidense del equipo centroerupeo, Jesse Marsch, que cede la etiqueta de favorito a los rojiblancos. Pero el Salzburgo no renuncia a dar la sorpresa en el Metropolitano: «Tenemos que jugar con valentía, hacer nuestro fútbol y entonces tendremos la posibilidad de hacer un buen partido contra un rival tan fuerte», apostilló Marsch.

Alineaciones probables:

ATLÉTICO:
Oblak, Trippier, Savic, Felipe, Lodi, Correa, Herrera, Koke, Joao Félix, Marcos Llorente y Luis Suárez.
SALZBURGO:
Stankovic, Ulmer, Ramalho, Wöber, Vallci, Szoboszlai, Junuzovic, Mwepu, Mohamed Camara, Daka y Sekou Koita.
ÁRBITRO:
Ovidiu Hategan (Rumanía).
ESTADIO:
Wanda Metropolitano.
HORA:
21.00 h. Movistar Liga de Campeones