El Gobierno asume la deuda de la Copa América que bloquea la Marina

A la segunda va la vencida. Los Presupuestos del Estado presentados ayer y que tienen todos los visos de prosperar en el Congreso incluyen la condonación de la deuda del Consorcio Valencia 2007, entidad gestora de la Marina, y que asciende en total a 420 millones de euros. El documento incluido en la disposición adicional 101 repite la propuesta fallida de 2018.

La enorme deuda ha lastrado siempre cualquier iniciativa en la Marina de Valencia, aunque sobre el papel no afecta a la gestión diaria, dado que desde la época del anterior gobierno del PP se había decidido no pagarla, a la espera de conseguir del Gobierno el mismo trato que otorgó por ejemplo a las Olimpiadas de Barcelona en 1992 o la Exposición Universal en Sevilla el mismo año.

Sánchez invertirá en la Comunitat menos que en su primer presupuesto

Eso es lo que se ha conseguido ahora, con lo que el contador se pondrá a cero. La parte principal de la deuda asciende a 390 millones de euros entre los préstamos bancarios, lo que se adeuda al Tesoro y otra parte en manos de un fondo de inversión.

El Instituto de Crédito Oficial avaló las operaciones, mientras que aparte se encuentra una cantidad que ronda los 30 millones de euros, indicó la vocal del Consorcio, Pilar Bernabé, concejala de Deportes. Se trata de los gastos registrados por la Autoridad Portuaria para la realización del evento en la dársena, como el traslado de su misma sede.

Esta cantidad será asumida por el Gobierno en dos pagos, se precisa en la disposición adicional. En 2021 ascenderá a 16,9 millones de euros y un año después el resto. En cuanto a la deuda no cubierta por el aval y que vendió el Banco Santander a un fondo de inversión hace años, Bernabé consideró que también formará parte de la condonación.

Poco después de que se conociera la noticia, la vicealcaldesa de Valencia, Sandra Gómez, indicó que «resuelven una deuda histórica del Gobierno con nuestra ciudad», para recordar que a finales de 2018 se alcanzó a ese compromiso con el anuncio del mismo por la entonces secretaria de Estado de Hacienda, Inés Bardón. «Si se hubieran aprobado entonces los Presupuestos, esto ya estaría resuelto hace tiempo», indicó la portavoz del PSPV.

La «paternidad» de la reivindicación fue también pedida por el alcalde de Valencia. Joan Ribó dijo que el papel de Compromís ha sido «clave» en lo logrado, tanto en las negociaciones del portavoz de la coalición en el Congreso, Joan Baldoví, como en el «papel reivindicativo» en el Ayuntamiento y Les Corts.

La disposición habla de asumir la deuda con el ICO desde el 6 de septiembre de 2005. «Asimismo, queda condonada la deuda que el Consorcio tiene ante el Tesoro Público como consecuencia de la ejecución del aval». El propósito del Gobierno es abandonar la entidad, por lo que habrá que reformar los estatutos para repartir los consejeros entre la Generalitat y el Ayuntamiento, con la garantía de que la explotación de la dársena cumpla la normativa portuaria.

Llama la atención que no aparezca nada del Parque Central salvo una pequeña cantidad para los estudios del túnel pasante, cuando toda la operación asciende a 2.000 millones. Ribó habló de «carencias» que le «preocupan mucho. No quieren comenzar las obras», dijo en referencia a que se deja el grueso de las mismas para dentro de unos años y hay proyectos que ni aparecen.

Más