Macron tras el ataque terrorista islamista en la basílica de Niza: «No cederemos»

El presidente francés Emmanuel Macron calificó de «atentado terrorista islamista» el ataque con arma blanca perpetrado hoy jueves en la basílica de Notre Dame de Niza, en el murieron tres personas y varias resultaron heridas. «Claramente es Francia la que ha sido atacada», dijo el presidente, que viajó a esta ciudad de la Costa Azul horas después del atentado.

«Si somos atacados una vez más es por nuestros valores, por nuestro gusto por la libertad, por esa posibilidad de creer libremente y de no ceder ante ningún espíritu terrorista. Y lo digo claramente: no cederemos nada», añadió Macron.

El presidente recordó que, tras el asesinato del sacerdote Jacques Hamel en Saint-Etienne-du-Rouvray (Normadía) en 2016, «una vez más los católicos son atacados y amenazados» por los islamistas. El padre Hamel fue degollado en su iglesia por dos terroristas del grupo terrorista Estado Islámico. «Quiero expresar el apoyo de toda la nación a los católicos de Francia y de otros lugares.», dijo Macron.

Tres personas, dos hombres y una mujer, murieron y varias resultaron heridas en un ataque con cuchillo en la basílica de Notre Dame de Niza. Entre los fallecidos se encuentra Vicent Loqués, el sacristán laico de esta basílica católica. Este hombre, de unos 50 años y padre de dos hijas, fue degollado por el terrorista. Según el diario local «Nice-Matin», Loqués era una persona amable y era muy apreciado por los feligreses.

También murió en el ataque una mujer de 70 años, que estaba rezado en el templo y que fue casi decapitada. La tercera víctima, una mujer de unos 40 años, logró escapar gravemente herida y refugiarse en un café cercano a la iglesia, pero falleció minutos después del ataque.

La agresión, que tuvo lugar alrededor de las 9 horas, media hora después de que la basílica abriera sus puertas. El agresor, que resultó herido por bala por la policía poco después del ataque, fue trasladado al hospital. Se encuentra en estado grave. Su habitación es vigilada por la policía.

El agresor, de 21 años de edad, es un inmigrante tunecino, según la agencia AFP. Christian Estrosi, alcalde de Niza, explicó que el terrorista «no paraba de repetir en bucle «Allah Akbar» (Alá es el más grande) mientras era atendido por los médicos.

La fiscalía antiterrorista abrió una investigación por «asesinato relacionado con un acto terrorista, tentativa de asesinato relacionado con un acto terrorista y asociación de malhechores con fines terroristas» tras el ataque en la basílica.

A las 3 de la tarde, las campanas de todas las iglesias, basílicas y catedrales de toda Francia doblaron en homenaje a las víctimas del atentado de Niza. Todas las iglesias de esta ciudad de la Costa Azul permanecerán cerradas hasta nueva orden y se encuentran bajo protección policial.

Macron anunció que aumentará el número de militares que participan en operaciones antiterroristas en Francia para proteger sitios claves de país, como las iglesias y las escuelas. De esta forma, el número de soldados desplegados en llamada «Operación Centinela» pasarían de 3.000 a 7.000, precisó Macron, que ha convocado mañana viernes un Consejo de Defensa para analizar la amenaza terrorista.

El Gobierno francés elevó hoy al máximo el nivel de alerta de su dispositivo de vigilancia antiterrorista Vigipirate en todo el país, horas después de ataque de Niza, anunció el primer ministro Jean Castex en la Asamblea Nacional.

El nivel de «urgencia atentado» de Vigipirate se activa tras un atentado para evitar réplicas o si se tienen evidencias de que un grupo terrorista prepara un atentado inminente. Suele tener una duración limitada: el tiempo de la gestión de crisis. Permite la movilización excepcional de medios, así como difusión de informaciones susceptibles de proteger a los ciudadanos en una situación de crisis, según precisa la web del gobierno.

El ataque con cuchillo en Niza se produce 13 días después de que Samuel Paty, un profesor de enseñanza secundaria, fuera decapitado el 16 de octubre por un terrorista islámico de 18 años de origen checheno por haber enseñado a sus alumnos en clase las polémicas caricaturas de Mahoma, publicadas por la revista «Charlie Hebdo», en una clase sobre libertad de expresión.

El pasado 25 de septiembre, un paquistaní atacó con un cuchillo a dos trabajadores de una productora de televisión delante de los antiguos locales de «Charlie Hebdo». El agresor ignoraba que el semanario se había mudado a otros locales secretos tras el atentado de enero de 2015. El agresor había planeado quemar los locales, pero al ver en la puerta a las víctimas les atacó con un cuchillo.

Estos dos últimos ataques se produjeron poco después de que la revista satírica francesa volviera a publicar en su portada las caricaturas de Mahoma coincidiendo con el inicio del juicio en París por los ataques terroristas de enero de 2015. Doce personas murieron y once resultaron heridas en este atentado perpetrado como venganza por haber publicado esas caricaturas.

Niza ya fue escenario de un ataque terrorista el 14 de julio de 2016 cuando en plena fiesta nacional un terrorista tunecino atropelló deliberadamente a cientos de personas en el Paseo de los Ingleses, matando a 86 personas e hiriendo a 434. El terrorista fue abatido por la policía tras este atropello masivo.