El exministro del Interior trata de defenderse de las acusaciones de ‘Kitchen’

El exministro del Interior Jorge Fernández Díaz ya declara como investigado ante el juez de la Audiencia Nacional Manuel García-Castellón, que investiga la ‘operación Kitchen’, una pieza separa del ‘caso Villarejo’. Lo hace un día después de que compareciese en sede judicial su número dos, Francisco Martínez, que afirmó al juez que su jefe estaba al tanto de la operación parapolicial montada para espiar al extesorero del PP Luis Bárcenas y a su mujer, con el objetivo final de recuperar documentos en su posesión de la ‘caja B’ del partido.

Según el juez, «es evidente» la existencia de un encargo efectuado al principal acusado de la causa, el comisario jubilado y en prisión preventiva José Manuel Villarejo, «por personas vinculadas» al departamento que dirigía Fernández Díaz y encaminado a la obtención de información y documentación procedente de Bárcenas.

«La presencia de Jorge Fernández Díaz resulta necesaria, útil y pertinente, toda vez que las investigaciones practicadas hasta el momento permiten situar el centro nuclear de la operación en el Ministerio del Interior, desde donde se habría dirigido y coordinado toda la operativa, presuntamente, con la participación directa del ministro, y actuando por delegación de este, al parecer, el secretario de Estado de Seguridad (Francisco Martínez)», recalca el juez.

Por todo ello, el instructor ha citado este viernes al exministro para interrogarle sobre su conocimiento de esta operación organizada y sufragada con fondos reservados para sustraer la información que el extesorero del PP guardaba y podía comprometer al partido con el fin de ocultársela a la Justicia.

Mensajes indiciarios

La declaración tendrá lugar 24 horas después de que el ex secretario de Estado de Seguridad Francisco Martínez apuntara en su declaración como investigado que Fernández Díaz estaba al tanto de la operación y que a raíz de que éste le preguntara por el chófer de Bárcenas, Sergio Ríos, quien fue captado como confidente de la Policía para esta operación, conoció la existencia de dicho operativo, cuya legalidad defendió en todo momento.

Por otro lado, el juez destaca en el auto unos mensajes supuestamente intercambiados entre Fernández Díaz y Martínez y sobre los que éste último levantó acta notarial. Se trata de unos ‘sms’ en los que se hablan, entre otros, del chófer de Bárcenas y en los que el que fuera ministro le pedía total coordinación y medios porque debían «conseguir esa info».

Con esos mensajes y otra conversación entre ambos de 2013 en la que hablan de una operación de volcado de dos iphones y un ipad que se habría realizado con éxito y que contendrían información para la defensa jurídica de Bárcenas, el juez coloca en la diana de la instrucción a ambos altos cargos de Interior.

Sobre estos mensajes, Francisco Martínez ha señalado que los registró ante notario porque se sintió dolido por las declaraciones que éste hizo en un medio de comunicación diciendo que desconocía esa operación ‘Kitchen’.