Mazda3: ¿un compacto premium?

No es el más conocido de los compactos y, sin embargo, cuenta con muy buenas razones para entrar en la lista de candidatos de quién esté buscando un coche de este tipo.

La última generación del Mazda3 ha dado un enorme salto de calidad, sobre todo, en su interior, que cuenta con materiales y ajustes de primera.

En cuanto al chasis, que ya era bueno en el modelo precedente, no hay reproche posible, el compacto japonés cuenta con un rodar de coche de categoría y, además, la postura de conducción es excelente, al igual que el tacto de la caja de cambios manual.

Para esta prueba del Mazda3, nos hemos decantado por la versión de gasolina de 122 CV que, como gran novedad, cuenta con un sistema de hibridación ligera que le permite obtener la etiqueta Eco de la DGT.

Otra de las grandes bazas de este modelo es su lista de equipamiento, muy completa desde el acabado más básico, lo que, en parte, justifica un precio de salida más alto que el de otras alternativas.

Si quieres ver más vídeos como este, suscríbete al canal de Autocasión.