Sabadell ganó 203 millones hasta septiembre, un 74% menos

Banco Sabadell obtuvo un beneficio de 203 millones de euros entre enero y septiembre, lo que supone un descenso del 74,1% con respecto al mismo periodo del ejercicio anterior, debido a la actualización de los modelos de contabilidad y por la caída de los ingresos derivada de la menor actividad por la pandemia, según explica la entidad.

En el trimestre, sin embargo, el beneficio neto registró un crecimiento del 10,9%, debido a la recuperación del negocio bancario principal y a la reducción de las provisiones.

Los ingresos del negocio bancario, que incluye el margen de intereses y las comisiones netas, ascendieron a los 3.546 millones de euros, lo que supone un descenso interanual del 6,2%.

En concreto, el margen de intereses ascendió a los 2.545 millones de euros, lo que supone un retroceso de ese mismo 6,2%, debido a los efectos de los bajos tipos de interés, el efecto de la titulización de préstamos al consumo realizado el año anterior, así como la menor aportación efectuada por la cartera de renta fija. Pero en el tercer trimestre el margen de intereses alcanzó los 841 millones de euros, lo que supone un ascenso del 2,5%, gracias a los mayores volúmenes y a los mayores ingresos por los programas de liquidez puestos en marcha por el Banco Central Europeo.

En cuanto a las comisiones, ascendieron a los mil millones de euros entre enero y septiembre, lo que supone un descenso del 6,3% en comapración interanual, debido a la reducción de la actividad debida al confinamiento y a la pandemia. Pero en el trimestre las comisiones crecieron a un ritmo del 1%, gracias a la reanudación de la actividad.

Los costes aumentaron un 0,9% interanual entre enero y septiembre, para situarse en los 2.387 millones de euros.

La entidad fue capaz de mejorar en 22 puntos básicos su ratio de capital de primera capital, para alcanzar el 12,9%.

En cuanto a la concesión de crédito, Sabadell concluyó septiembre con crecimientos interanuales en todas las geografías. A cierre del tercer trimestre, la inversión crediticia bruta viva registró un saldo de 145.462 millones de euros, lo que supone un crecimiento interanual del 3,2%. El incremento orgánico de la inversión se situó en el 4,3% interanual y en el 0,2% en el trimestre. En España, el dinamismo de la inversión crediticia fue mayor, con un aumento del 5,3%, con el apoyo en la concesión de préstamos ICO a empresas, pymes y autónomos.

Los recursos de clientes en balance alcanzan los 148.163 millones de euros, lo que supone un ascenso interanual del 4%.

La ratio de morosidad llegó al cierre del tercer trimestre al 3,81%, frente al 4,08% de doce meses antes y al 3,95% en que se situaba a finales de junio. En cuanto a la cobertura de activos problemáticos, se sitúa en el 52,3%.

Banco Sabadell va a poner en marcha a partir del cuarto trimestre de este año un plan de eficiencia y transformación digital en España, «que tiene como objetivo ajustar la estructura de la organización y los costes a la nueva realidad competitiva». El plan de eficiencia, según describe la entidad, incluye diferentes iniciativas, como la simplificación de los procesos internos, el autoservicio en actividades transaccionales, la automatización de las actividades de los centros de operaciones o la mejora de la eficiencia en los centros de atención telefónica. Ello implicará, según informaciones que trascendieron en los últimos días, un plan de salidas que afectará, previsiblemente, a 2.000 empleados en España y a 900 en TSB. Ello se fundamentará en la «voluntariedad y negociación pactada de bajas incentivadas y prejubilaciones». «La entidad ha mostrado su compromiso de alcanzar un acuerdo y consensuar con los sindicatos el contenido de dicho plan de ajuste», asegura el Sabadell en una nota.

La entidad prevé financiar este plan con las plusvalías de las ventas de parte de su cartera de renta fija. Tras financiar dicho programa, el banco calcula que contará con unas plusvalías latentes no utilizadas por valor de 1.300 millones de euros. Además, calcula que la puesta en marcha del plan tendrá un impacto anual positivo en el margen antes de dotaciones de 115 millones de euros.

Respecto a TSB, Sabadell ha anunciado la aceleración de su plan de reestructuración para entrar en beneficios a partir de 2021.