Unos 50 inmigrantes mueren en aguas de Mauritania tras quedar su cayuco a la deriva

Cayuco con el motor averiado rescatado por el marisquero Riodomar Cuarto con 215 inmigrantes a bordo en aguas mauritanas.
Cayuco con el motor averiado rescatado por el marisquero Riodomar Cuarto con 215 inmigrantes a bordo en aguas mauritanas.Cepesca / EFE

Unos 50 inmigrantes fallecieron en aguas de Mauritania al quedar a la deriva el cayuco en el que viajaban rumbo a Canarias tras una avería del motor. Así lo han relatado los 24 supervivientes de esta embarcación que fueron rescatados este jueves por la Gendarmería y trasladados a Nuadibú, en el norte del país, donde 18 de ellos tuvieron que recibir atención sanitaria, según la agencia estatal de noticias AMI. El cayuco habría zarpado de Senegal hace dos semanas con unas 80 personas a bordo. Los supervivientes serán repatriados a sus países de origen en los próximos días.

Los migrantes contaron a las fuerzas de seguridad que el motor del cayuco sufrió una avería y quedaron a la deriva cuando se encontraban en alta mar. A medida que pasaban los días decenas de ellos fueron muriendo a causa del calor y la deshidratación y el resto los iban arrojando por la borda, según relataron a France Press fuentes hospitalarias que atendieron a los migrantes. La policía ha abierto una investigación para tratar de averiguar los detalles de esta nueva tragedia mientras la Gendarmería intenta localizar los cadáveres de los jóvenes fallecidos. Un accidente similar de una patera que quedó a la deriva el pasado mes de agosto provocó la muerte a 27 inmigrantes también en aguas de Mauritania.

A comienzos de semana otras dos embarcaciones procedentes de Senegal con 160 y 134 personas a bordo también fueron asistidas por patrulleras de la Marina después de que hubieran sufrido averías y los pescadores de la zona dieran aviso a las autoridades. Al mismo tiempo aparecieron los cadáveres de dos jóvenes en el mar. Los cayucos se encontraban uno a la altura de la ciudad de Chami y el otro cerca de la localidad costera de Nuamghar. Tras recibir los primeros auxilios sanitarios todos ellos fueron expulsados a Senegal.

Asimismo, un número indeterminado de migrantes falleció también la noche del pasado domingo a unos 5 kilómetros de Dakar, la capital senegalesa, cuando una patrullera de la Marina chocó contra un cayuco que trataba de interceptar. La embarcación, cargada de migrantes, volcó y estos cayeron al agua. Fueron rescatados unos 39 jóvenes y se desconoce cuántos fallecieron ahogados. Este jueves, un barco de pesca que faenaba cerca de la capital senegalesa recuperaba seis cadáveres que se habían quedado enganchados en sus redes.

La reactivación de las salidas de cayucos desde Senegal hacia Canarias ha vuelto a provocar tragedias como la que se produjo el pasado viernes frente a la costa de Mbour cuando un cayuco se incendió debido a la explosión de un motor y provocó la muerte de decenas de jóvenes. Este jueves, el coordinador de la Organización Internacional de las Migraciones en Senegal, Bakary Doumbia, elevaba la cantidad de fallecidos solo en este accidente a 140 teniendo en cuenta el relato de los 51 supervivientes. Al menos veinte de ellos procedían de la ciudad de Saint Louis, en el norte de Senegal.

Leave a Reply