Valencia limita las bodas civiles a cuatro asistentes

El Ayuntamiento de Valencia ha decidido limitar las bodas civiles que se ofician en sus instalaciones a cuatro asistentes, los dos contrayentes y los dos testigos, para evitar contagios de Covid-19 y frenar así la expansión de la pandemia. A estas cuatro personas se sumarán únicamente la autoridad municipal que oficie la ceremonia y el personal administrativo y de limpieza necesario.

Así lo ha anunciado este viernes el vicealcalde de la capital valenciana, Sergi Campillo, en la rueda de prensa posterior a la Junta de Gobierno Local celebrada en el consistorio. Este ayuntamiento oficia las bodas civiles en los Jardines de Monforte.

Campillo ha explicado que la restricción acordada conlleva que el resto de personas que acuda a la celebración tenga que esperar fuera del edificio donde tiene lugar la boda. El edil ha comentado que la medida la ha aprobado la Junta de Gobierno «ante el nuevo estado de alarma» y las medidas aplicadas para frenar la pandemia.

Asimismo, ha considerado que se trata de «una decisión difícil que afecta a lo personal y a un día especial» pero ha subrayado que es necesario llevarla a cabo para «reforzar» y «garantizar la seguridad» ante la Covid-19, tanto de los vecinos de València como del personal municipal que trabaja en la oficina de bodas.

Sergi Campillo ha agregado que la medida se aplica «de manera inmediata» y ha comentado que se ha comunicado ya a las personas interesadas.