Una final de Copa blindada frente al coronavirus

valencia. Oliva acoge hoy tres partidas y la más importante, sin lugar a dudas, no se disputará sobre las losas del trinquet de la Safor. La pilota de élite tiene la responsabilidad de demostrar, como ha venido haciendo en las últimas semanas, que puede organizar una competición con público en estos tiempos de coronavirus. Con canchas que ya han cerrado por sendos brotes en sus poblaciones -que no en el ámbito de la vaqueta- como Guadassuar, Piles o Xeraco, las finales de Copa serán una demostración de se hacen los deberes antes y durante cada partida.

Desde el pasado sábado se han vendido entradas numeradas para garantizar esta tarde la distancia de seguridad en uno de los trinquets con más aforo, posiblemente el que más junto al de la Ciutat de la Pilota en Moncada. Además de no permitir un acceso más del máximo fijado por el protocolo, los aficionados deberán mantener la distancia de seguridad y usar gel. Además, el servicio de bar, que habitualmente está en el interior de la instalación, se ubicará fuera.

En el dispositivo para velar por que todas las normas se cumplan participarán miembros de Protección Civil y agentes tanto de la Policía Local de Oliva como de la Guardia Civil. Además, en la organización, además de la gente del club de pilota de oliva participará la empresa El Zurdo, gestora del trinquet de Bellreguard, que hoy estará cerrado.

Todo este entramado busca que ocho pilotaris se centren exclusivamente en competir. La jornada arrancará a las 16.15 horas con la presentación de los contendientes. Quince minutos después arrancará la partida por la Copa de escala i corda, en la que estarán los tres campeones de Lliga, Puchol II, Guillermo y Tomàs II. Los dos primeros, en un equipo y el mitger de Xaló, junto a Marc.

A continuación se celebrará la final de Copa de raspall. Ian y Brisca, que han recuperado su mejor nivel, se enfrentan a Marrahí -quien busca completar su palmarés- y Lorja, quien luchará por su primer título oficial tras perder tres finales de Lliga. A la conclusión de las partidas, no se puede invadir la cancha. Otra medida frente al Covid-19.