DS3 Crossback E-Tense: ¿mejor lo ‘premium’?

El pasado mes de octubre publicamos en ABC la prueba de uno de los eléctricos que está llamado a ser todo un superventas, el Peugeot e-2008. Ahora es el turno de conocer los secretos de su hermano más lujoso, el DS3 Crossback E-Tense con el que comparte casi todo… excepto el traje. Como ya comentamos en la publicación de Autocasión referente a este modelo, haremos una especie de comparativa para responder a la pregunta de si está justificado el importante salto de precio que hay entre uno y otro, teniendo en cuenta lo parecidos que son entre sí. ¿Cuál de los dos es más recomendable? Veamos…

Lo primero que conviene aclarar es que ambos se basan sobre la misma plataforma (e-CMP) y que comparten prácticamente toda su mecánica, al igual que sucede con los Peugeot e-208, Opel Corsa-e y Mokka-e. Lo único que cambia es que el DS es algo más pequeño (su longitud se queda en los 4,12 metros) y que, a igualdad de equipamiento, es unos 20 kg más liviano. Por lo tanto, en materia de comportamiento, apenas vamos a encontrar pequeñas diferencias. Una de ellas es que el E-Tense se muestra un poco más duro, lo que implica que resulte más ágil y estable en una zona revirada, aunque también sacrifica un pelín el confort en ciudad o, al menos, en tramos bacheados.

Cómo va el DS3 Crossback E-Tense

No obstante, por supuesto, sigue siendo un coche suficientemente cómodo en nuestra rutina urbana e, incluso, a la hora de alejarnos de la ciudad. De hecho, programando bien la ruta para garantizarnos recargas rápidas, el DS3 Crossback eléctrico es tan válido como cualquier otro para encarar un viaje de larga distancia. Enfocándonos en la ciudad, es especialmente reseñable la facilidad de conducción que brinda tanto al circular por las calles más céntricas de las grandes ciudades como al maniobrar donde quiera que sea. Sus reducidas cotas y los asistentes con los que cuenta nuestra unidad de pruebas, correspondiente al tope de gama (Grand Chic), nos ponen las cosas muy fáciles.

Lo cierto es que, como recordamos de la semana en que condujimos a su hermano, la dirección es bastante asistida pero precisa, lo que se traduce en que no requerimos mucha fuerza para girar todo lo que necesitemos y, a su vez, permite un guiado fácil y conciso en entornos de curvas.

El motor de 100 kW (o 136 CV) ofrece una respuesta muy buena y nada menos que 260 Nm de par de forma instantánea, por lo que, además de ser los reyes de los semáforos, tendremos fuerza suficiente como para mover el conjunto con otros tres adultos de talla grande sin el menor problema. En cuanto a prestaciones, el DS3 Crossback E-Tense es capaz de acelerar de 0-100 km/h en 8,7 segundos y promete una velocidad máxima de 150 km/h, una cifra que de todos modos no podremos alcanzar si nos ceñimos a la legalidad.

Tiempos de recarga en el DS3 Crossback E-Tense

La batería de iones de litio y 50 kWh de capacidad también es la misma que encontramos en el Peugeot. Homologa una autonomía teórica de 320 km y se puede cargar al 80% en apenas media hora si hacemos uso de un puerto de 150 kW. Lo más lógico y habitual, sin embargo, será emplear 5, 8 o hasta 16 horas en función de si lo enchufamos en una Wallbox de 11, 7,4 o 3,7 kW.

Donde más se desliga del Peugeot este DS3 es en los apartados de diseño e interior. Al hablar de DS nos estamos refiriendo a la firma o más lujosa del Grupo PSA y eso es algo que en sus productos, por modelos de acceso que sean, debe quedar patente. En el DS3 Crossback E-Tense lo está. La estética está más enfocada a la elegancia, con marcos cromados, faros muy trabajados, llantas singulares y detalles como los tiradores de las puertas enrasados que hasta ahora están reservados al mercado premium.

En el habitáculo, la peculiar forma de los botones -ya típica en la marca- o la trabajada tapicería de cuero marcan la diferencia. Eso sí, aquí encontramos bastante menos espacio tanto delante como, sobre todo, detrás. En cualquier caso, dos adultos de talla mediana podrán acoplarse en la segunda fila de asientos sin demasiado incordio. Además, el maletero tiene unos 50 litros menos de volumen (350 litros) que, no obstante, posibilitan cargar tres maletas de un tamaño considerable.

Ahora bien, en el Peugeot la sensación de calidad también nos pareció buena. Los ajustes y los materiales utilizados, si bien quedan un peldaño por debajo de los del DS, son tan buenos que quedan por encima de la media en el segmento de los B-SUV.

Conclusión: ¿DS o Peugeot?

El equipamiento está escalonado en prácticamente los mismos escalones y cada uno de ellos puede considerarse equivalente al del otro. En el Grand Chic, por ejemplo, no se echa en falta nada. Disponemos de tapicería de cuero, cámara de visión trasera, faros de led matriciales, acceso y arranque sin llave, alerta por cambio involuntario de carril, control de crucero y limitador de velocidad, frenada autónoma de emergencia, asistente de arranque en pendientes, faros antiniebla, Head-Up Display, reconocimiento de señales de tráfico, sensores de aparcamiento, sensores de luces y lluvia, climatizador automático, cargador de smartphone, instrumentación digital, pantalla central de 10 pulgadas con navegación y conectividad, volante multifunción de cuero, kit antipinchazos, llantas de 18 pulgadas y un largo etcétera. La lista es francamente completa.

Ficha técnica

Ficha técnica

Motor:: Eléctrico de 136 CV

Autonomía:: 320 km (WLTP)

Dimensiones:: 4,12 largo / 1,79 ancho / 1,53 alto

Tracción:: Delantera

Precio:: Desde 38.800 €

El caso es que, como ya indicamos en Autocasión, tener todo esto a nuestro alcance es caro. En concreto, DS pide 43.600 euros. Por menos dinero, o bien puedes optar por un DS3 Crossback E-Tense en un nivel más bajo o bien puedes elegir un e-2008 que vaya hasta arriba de serie. Y este sería un punto esencial en nuestro veredicto. Nos mojamos: es verdad que el DS3 añade un puntito más de lujo, glamour o como quieras llamarlo, pero por ese precio puedes recurrir a otros modelos de segmentos superiores también interesantes o, si te conviene este segmento, a su pariente felino, el cual te permitirá ahorrar unos miles de euros beneficiándote además de un mayor espacio interior.

Destacable

Calidad percibida

Facilidad de conducción

Maniobrabilidad

Mejorable

Precio elevado

Plazas traseras

Suspensión algo dura

Fuente: Autocasión.com