¿Qué son las luces de emergencia V16 que serán obligatorias en 2021?

Reducir el número de accidentes y adaptar la circulación, especialmente en las ciudades, a las nuevas circunstancias son las pretensiones de la Dirección General de Tráfico, teniendo en cuenta la proliferación de vehículos eléctricos, bicicletas, patinetes y vehículos de movilidad personal, el uso del vehículo privado frente a los transportes públicos en la era post-Covid, y que el peatón está cada vez ganando más terreno en las ciudades.

Entre las medidas adoptadas recientemente destacan el límite de velocidad para los vehículos, que bajará de 50 a 30 km/h en la mayoría de las calles de todas las ciudades de España a partir del 11 de mayo de 2021, pues esa reducción afectará a las vías de un solo sentido o de un único carril por sentido, lo que supone que los conductores perderán puntos en el carné si son cazados a partir de 51 km/h.

Ese nuevo límite de velocidad forma parte de un paquete normativo que, en conjunto, modifica sustancialmente la legislación de tráfico y circulación.

El Gobierno pretende generar un nuevo modelo de seguridad vial alineado con la UE y las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS) para reducir un 50% el número de fallecidos y heridos graves en accidentes de tráfico hasta 2030.

Además de estos nuevos límites de velocidad y de la regulación de los vehículos de movilidad personal, antes de que finalice el primer trimestre del 2021 todos los vehículos de España deberán contar con una luz V-16, la señal luminosa que finalmente sustituirá a los triángulos de emergencia.

Una luz para reducir atropellos

Tras más de un año de espera, el Ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, se ha comprometido en aprobar el Real Decreto de Auxilio en Carretera que contempla, entre otras cosas, la obligatoriedad de contar con estas balizas. Dispositivos que, en caso de un incidente en carretera, le permitirán al conductor hacerse visible sin tener que abandonar el habitáculo del vehículo ni correr riesgos innecesarios.

Con la obligatoriedad del uso de las luces V-16, las autoridades buscan reducir la cifra de atropellos en carretera que, de acuerdo con datos de la Dirección General de Tráfico, han aumentado en lo que va del 2020 en comparación con el 2019, pese a la reducción de la movilidad como consecuencia de la situación sanitaria vivida en los últimos meses.

A partir del próximo año, al momento de parada de un vehículo en la carretera por avería o accidente, el conductor ya no tendrá que bajarse del vehículo a colocar el triángulo de emergencia, simplemente necesitará colocar la baliza luminosa en el techo o en la parte de afuera del coche e inmediatamente se hará visible para el resto de los vehículos.

Aunque estas luces de emergencia llevan años disponibles en el mercado español, este anuncio por parte de las autoridades ha disparado el interés hacia ellos. Alejandro González, CMO de Help Flash, asegura que en los últimos días la búsqueda de información relativa a estas luces de emergencia en su página web se ha disparado en un 188%. Mientras que sus ventas a través de Amazon se han multiplicado por 7.

¿Cómo funcionan?

Su uso es muy sencillo pues basta con adherirlo a la superficie metálica del vehículo para que empiece a emitir una señal destellante color amarillo. Esta funcionalidad está patentada y únicamente disponible en los dispositivos de la marca Help Flash.

Un reflector parabólico con tecnología led, permite que el coche o la moto sea visible en todas direcciones y a 1 km de distancia aún en condiciones de baja luminosidad.

Funciona también como linterna, ya que se puede adherir a una parte metálica del vehículo o apoyarlo en una superficie plana para realizar cualquier tarea con las manos libres. Y dado que cerca del 40% de las averías en carretera son eléctricas; se hace imposible el uso de las luces de emergencia y dispositivos cableados.

Estas luces de emergencia funcionan con una pila alcalina comercial no recargable de 9V tipo 6LR61, que le proporciona 2,5 horas de autonomía en modo emergencia y 5 horas como linterna. Además, este tipo de pilas que no sufren sulfatación, permiten guardar el dispositivo hasta 4 años conservando más de un 80% de su capacidad.